¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Ford demandada por vender el Mustang Shelby GT350 como una versión track-ready

Varios clientes presentan una demanda colectiva contra Ford por fraude alegando que el Mustang Shelby GT350 no puede ser empleado con seguridad en circuito.

Según la demanda, el GT350 es vendido como un vehículo ya preparado para pista, pero en circuito se sobrecalienta en exceso lo que provoca que se active el modo seguro.

Ford Mustang Shelby GT350.

Varios propietarios del Mustang Shelby GT350 han presentado una demanda colectiva contra Ford por fraude y violación de garantía, alegando que el deportivo no puede ser utilizado con seguridad en circuito. Según afirma la demanda, el GT350 no dispone de los elementos necesarios para un uso intensivo en pista, lo que provoca que no pueda ser usado realmente en circuito.

La demanda señala la ausencia de sistemas de refrigeración para la transmisión y el diferencial trasero, que una vez se tratan de emplear en circuito se sobrecalientan en exceso y rápidamente, haciendo que el vehículo entre en modo seguro. Una vez se activa ese protocolo de seguridad, el modelo pierde velocidad rápidamente al quedar casi inerte.

En carretera esto puede resultar algo peligroso, pero en circuito, si estás compartiendo pista con otros vehículos (que es lo más habitual) se corre el riesgo de convertirte en un obstáculo para otros pilotos, que van a mayor velocidad.

Según Ford, el GT350 es la versión track-ready del Mustang VI.

Según la demanda, Ford acumula una gran cantidad de quejas de clientes a este respecto, y que está ampliamente informada del problema. Sin embargo, no se ha puesto solución y el vehículo se sigue ofertando como un deportivo ya preparado para pista.

De hecho, el modelo fue ofertado desde el inicio como la variante preparada para circuito del Mustang VI, tanto la versión GT350 como la GT350R, mucho más radical y preparada para circuito. Esta última no se menciona en la demanda.

Los clientes exigen el reembolso del dinero, así como una indemnización y una pronta solución para los vehículos que estén en uso, afirmando que Ford anunció y vendió esta versión a sabiendas de que no iba a poder ser empleada realmente en pista. Ford por el momento, no ha realizado ninguna declaración al respecto.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto