¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El potente diésel que llegará al nuevo Ford Ranger en 2023, pero muy lejos de Europa

    El potente diésel que llegará al nuevo Ford Ranger en 2023, pero muy lejos de Europa
    Ford Ranger 2023Ford
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    El nuevo Ford Ranger ya ha sido presentado pero la marca del óvalo no comercializará el nuevo pick-up hasta 2023. Una larga espera que también tendrá una compensación, pues la firma americana ofrecerá una versión tope de gama con un potente diésel de seis cilindros en V bajo el capó. El propulsor propio para una versión más que deportiva.

    Hasta mediados de 2023, los concesionarios europeos no recibirán las primeras unidades del recién estrenado Ford Ranger. La nueva generación del pick-up de la firma del óvalo azul ha cambiado tanto que se trata de un modelo de producción global y ha sido concebido por la división sudafricana de la firma, incluyendo también la variante más deportiva que lucirá el sello de los Raptor.

    Pero hasta ahora sabíamos que la gama del nuevo modelo para Europa, y otros mercados, estaba planificada con motores diésel de cuatro cilindros y 2.0 litros EcoBlue con dos opciones de potencia, dependiendo de si dispone de un solo turbo o dos turbocompresores. Ahora, la firma ha revelado que la primera desarrollará una potencia máxima de 170 CV y un par motor máximo de 405 Nm, mientras que la segunda avivará mucho más las prestaciones aumentando estos dos valores hasta los 210 CV y ​​500 Nm.

    Ford Ranger Wildtrack 2023
    El nuevo Ford Ranger Wildtrack 2023 estrena un nuevo diésel V6 en Australia

    El nuevo Ford Ranger llegará en 2023 con tres potentes motores

    Incluso, una versión de gasolina en arquitectura de seis cilindros en V y 3.0 litros está también preparado para la versión más radical, la del nuevo Ranger Raptor, que esconderá este bloque EcoBoost puesto a punto por los técnicos especialistas de la parte subsidiaria deportiva de Ford Performance, y con el que rendirá nada menos que 288 CV y 491 Nm. Una auténtica bestia que llegará a mercados seleccionados. Sin embargo, para otras regiones del mundo, Ford también tiene un bloque equivalente a este pero de combustible diésel, también con unas especificaciones muy dignas: 250 CV y 491 Nm.

    Y este, como los anteriores, también está asociado al cambio automático de 10 velocidades. Un enorme nivel de fuerza con la que podrá permitirse una gran capacidad de remolque de hasta tres toneladas y media. Una versión que se estrenará en Australia, en combinación con tres niveles de acabado -los «XLT», «Sport» y «Wildtrak»- y con tracción total pudiendo dividir el par motor entre el eje trasero o a través de las cuatro ruedas, de forma manual o según la lógica de control de la transmisión, en función de las condiciones.

    Sin embargo, hay un detalle muy importante, y es que esta mecánica no llegará a Europa, ya que no cumple con las actuales normas de emisiones. Al menos, no lo hará desde el lanzamiento comercial, pues para ello necesitaría una serie de ajustes que prácticamente lo descartan de antemano, aunque depende mucho de lo que la nueva generación del Volkswagen Amarok ofrezca. Un modelo que es hermano del modelo de Ford, y que sí dispone de un V6 de 3.0 litros más moderno del que se puede beneficiar el modelo americano.

    Fuente: Autogaleria