¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Fuerte accidente de Sébastien Ogier en los test del Rally de Montecarlo

    El Toyota Yaris WRC de Sébastien Ogier y Julien Ingrassia ha quedado seriamente dañado.

    Sébastien Ogier y Julien Ingrassia han sufrido un duro accidente durante su segundo día de test de cara al Rally de Montecarlo.

    La pareja francesa ha salido ilesa del accidente, aunque el copiloto ha sido trasladado al hospital para pasar un reconocimiento médico.

    Toyota Gazoo Racing arrancaba esta misma semana su segundo test específico de cara al Rally de Montecarlo tras probar por primera vez en diciembre las nuevas cubiertas de Pirelli que se utilizarán en el WRC en 2021. Una sesión de pruebas en la que Elfyn Evans era el primero en subirse al Toyota Yaris WRC tras perderse el anterior ensayo por COVID-19, para luego dar el testigo a Kalle Rovanperä. Sin embargo, el test ha terminado de forma abrupta ya que Sébastien Ogier y Julien Ingrassia han sufrido un aparatoso accidente en su segundo día de pruebas.

    La pareja francesa había rodado sin mayores incidencias con el Toyota Yaris WRC durante la jornada del martes 12 de enero, pero en la matinal del día 13 han sufrido una fuerte salida de carretera. El equipo Toyota Gazoo Racing ha confirmado que Seb Ogier y Julien Ingrassia han salido ilesos del percance. Pese a todo, el copiloto ha sido trasladado al hospital más cercano para ser sometido a un chequeo médico, ya que Julien se ha llevado la peor parte en el accidente. Como es lógico con los daños sufridos por el Toyota Yaris de test, el fabricante ha cancelado su programa de pruebas.

    Con este accidente, Ogier e Ingrassia comienzan de la peor forma posible la defensa del título que lograron en 2020. Además, el percance sufrido por la pareja gala ha impedido que todos los pilotos de Toyota puedan completar este test en el que la firma japonesa estrenaba varios compuestos aerodinámicos, ya que Takamoko Katsuta todavía no ha tenido oportunidad de subirse al coche. Pese a todo, este percance no debería suponer ningún contratiempo para Toyota y para Sébastien Ogier a la hora de encarar el Rally de Montecarlo con garantías y pelear por el triunfo en la primera cita del WRC en 2021.

    Fotos: Quentin Poite