¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Así funciona la tracción total del nuevo Ford Focus RS

    El Ford Focus RS 2015 presentado ayer mismo sorprende por las capacidades dinámicas que presenta. Gracias a una nueva y compleja tracción total con control de par. Ford ha sido capaz de rediseñar un concepto tan empleado como la tracción a las cuatro ruedas para que sea capaz de ofrecer agarre y deslizamiento a partes iguales.

    El Ford Focus RS 2015 fue presentado ayer mismo en una gala celebrada en Alemania

    Tras muchos meses de espera, ayer mismo llegó oficialmente la nueva generación del Ford Focus RS. Posiblemente estemos ante una de las creaciones más tecnológicas de Ford. Su desarrollo se ha llevado a cabo con dos premisas, deportividad y diversión a raudales. En parte, esto se logra gracias a un nuevo y complejo de sistema de tracción total.

    El Focus RS 2015 muestra una dinámica nunca vista en un coche de esta categoría. La división de alto rendimiento del fabricante americano ha trabajado para que su nueva criatura marque la referencia del sector. Su motor turboalimentado de 2,3 litros y 350 CV favorece mucho a la causa, pero la potencia de mantenerse siempre bajo control y es ahí donde entra en juego la nueva tracción total.

    El concepto de cuatro ejes motrices lleva muchos años instaurado, pero eso no significa que no se pueda evolucionar. Los ingenieros de Ford se pusieron manos a la obra y han conseguido crear un sistema que es capaz de proporcionar grandísimas dosis de agarre y no menos elevadas cantidades de deslizamiento controlado. Una maravilla que esconde una gran técnica.

    El Focus RS 2015 emplea altas dosis de electrónica para controlar la tracción total

    • Dos embragues hidráulicos y de control electrónico, se sitúan a ambos lados de la unidad de tracción trasera. Estos se encargan de gestionar el par delantero y trasero.
    • La unidad RDU (Rear Drive Unit) hace las funciones de diferencial de deslizamiento limitado. Varía indenpendientemente la distribución del par, ajustándolo en función de la posición del volante.
    • El sistema altamente avanzado analiza los sensores del coche hasta 100 veces en un segundo, actuando en consonancia con los parámetros preestablecidos.
    • La permisividad del equipo está diseñada para que sea capaz de desplazar hasta un 70% del par al eje trasero. El sistema también permite que hasta un 100% del porcentaje inicial pueda ser desviado a una sola rueda, siempre que sea preciso.
    • Durante los giros, el equipo RDU deriva de forma automática el par a la rueda exterior trasera, ajustándolo progresivamente en función del ángulo de giro del volante, la aceleración lateral, la velocidad y los bandazos del coche.
    • En condiciones de pista, la tracción total se desconecta de manera múltiple, permitiendo lograr grandes dosis de sobreviraje controlados
    • El control de par vectorial y el sistema de tracción total trabajan de forma conjunta para mejorar ostensiblemente la dirección y la estabilidad

    El control de par asegura que cada rueda muestre la mejor tracción y agarre posibles

    Por último hay que hablar del control de par, que se encarga de controlar la cantidad de par que se asigna a cada lado del eje. En el caso del Focus RS 2015 este efecto se logra con un sistema especial basado en el freno, que se encarga de reducir la velocidad de giro de una rueda en función de los requerimientos de ese momento. Su empleo se traduce en una mejor agilidad y estabilidad, reduciendo gran cantidad de subviraje.