¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El futuro de Cadillac y Corvette pasa por las categorías LMDh y GT3

    El futuro de Cadillac y Corvette pasa por las categorías LMDh y GT3
    La temporada 2021 de Cadillac y Corvette Racing ha arrancado en las 24 Horas de Daytona.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    General Motors apuesta por una transición entre los DPi y la categoría LMDh con Cadillac y entre los GTLM y GT3 con Corvette.

    Lo más destacado es que General Motors entiende que ambos programas son positivos para los intereses del grupo.

    General Motors ha reafirmado su compromiso con los programas deportivos de dos de sus marcas de referencia en competición, Cadillac y Corvette. Aunque el actual esfuerzo que los dos fabricantes realizan en las clases DPi y GTLM (GTE) del IMSA son del todo satisfactorios, la nueva cúpula del departamento de competición de Chevrolet sabe que tiene que empezar a afrontar la necesaria transición que se dibuja en el mundo de la resistencia en los próximos años. En este aspecto, General Motors trabaja en sus planes de futuro para realizar este salto entre la categoría DPi y la clase LMDh, al igual que entre los GTLM y GT3.

    Aunque IMSA sigue siendo el campeonato de referencia para General Motors, el desarrollo de un prototipo LMDh y de un vehículo GT3 permite al grupo competir en otras categorías a nivel mundial. Un escenario muy atractivo para Laura Wontrop Klauser, nueva jefa del programa deportivo de Chevrolet. Sin embargo, esto implica un esfuerzo que deberá ser valorado de forma global y por cada uno de los fabricantes implicados en estos programas deportivos. Con todo, la posibilidad de que Cadillac tenga su LDMh y Corvette Racing tenga su propio vehículo GT3 es muy real.

    Por un lado, General Motors y Cadillac consideran realmente atractiva la opción de competir con un LMDh en las 24 Horas de Le Mans, pero para ello se necesitan los socios y el enfoque adecuado. De igual forma, Corvette Racing seguirá en competición por imagen de marca y eso para por el desarrollo de un vehículo bajo especificaciones GT3, algo que lleva bajo estudio desde el año pasado desde Pratt & Miller. General Motors ya ha explorado la vía GT3 con el Cadillac ATS-V.R, pero necesita un proyecto sólido con el que incrustarse en una clase en la que están representados los principales fabricantes del mundo, todo sin abandonar su esfuerzo GTLM.

    Fuente: Sportscar365 / Fotos: IMSA