¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GAC demuestra que el futuro de los monovolúmenes pasa por el hidrógeno

    GAC demuestra que el futuro de los monovolúmenes pasa por el hidrógeno
    8
    Desvelado el nuevo GAC Space Concept
    Antonio Fernández
    Antonio Fernández5 min. lectura

    El fabricante chino GAC ha presentado en sociedad un nuevo y futurista modelo conceptual. El nuevo GAC Space Concept irrumpe en escena con el objetivo de demostrar que el futuro de los monovolúmenes pasa irremediablemente por la tecnología de pila de combustible de hidrógeno.

    GAC Motor, uno de los grandes colosos de la industria automotriz china, ha presentado en sociedad su nueva e interesantísima propuesta para el mercado de los monovolúmenes. En el marco de la celebración del evento «GAC Tech: The Realization of Technology», la compañía ha desvelado toda una serie de novedades. Entre todas ellas destaca el nuevo GAC Space Concept. Un modelo conceptual con el que la marca mira al futuro.

    Los monovolúmenes viven su ocaso en Europa. Sin embargo, lejos de las fronteras del Viejo Continente esta fórmula sigue cosechando un extraordinario éxito comercial. China es uno de los principales mercados para los monovolúmenes. Un tipo de vehículo que debe adaptarse a los cambios que se están produciendo en el sector del automóvil y, sobre todo, prepararse para la nueva era que ya se vislumbra en el horizonte. Una era marcada por la movilidad sostenible.

    GAC Space Concept - lateral
    El nuevo GAC Space Concept ha sido presentado en sociedad

    GAC Space Concept, el futuro de los monovolúmenes

    El fabricante chino ha dado vida a un monovolumen conceptual con un diseño vanguardista y una avanzada tecnología. En el frontal destaca, sin lugar a dudas, la gigantesca parrilla. La parte superior de la misma está adornada con una franja de luz que recorre de extremo a extremo para realzar la sensación de anchura. Además, la insignia de la marca está retroiluminada.

    Las formas suaves y las líneas fluidas hacia la zaga denotan una trabajada aerodinámica. Una sensación que se confirma al echar un vistazo a las llantas o los espejos retrovisores, que son digitales. Las puertas que dan acceso a las plazas traseras tienen una apertura tipo ala de gaviota, lo que facilita el acceso y salida del habitáculo.

    Dejando a un lado el exterior, si nos adentramos en el interior nos veremos rápidamente envueltos por un ambiente cálido y confortable. Es un vehículo en el que disfrutar del trayecto. Está equipado con tecnología de conducción autónoma de nivel 4. El puesto de conducción es digital y conectado. Por cierto, el volante se esconde o hace acto de presencia en función de si está activada o no la conducción autónoma.

    GAC Space Concept - interior
    GAC Space Concept, un futurista y tecnológico monovolumen propulsado con hidrógeno

    La pila de combustible de hidrógeno del nuevo GAC Space Concept

    Más allá del diseño o de la dotación tecnológica, lo verdaderamente importante del nuevo concept car de GAC es su sistema de propulsión. En sus entrañas se encuentra una pila de combustible de hidrógeno que desarrolla una potencia de 180 CV y 350 Nm de par máximo. La marca no ha entrado especialmente en detalles pero sí ha comentado que, con el depósito de hidrógeno al completo, dispone de una autonomía de 650 kilómetros.

    GAC también ha destacado que llenar por completo el depósito de hidrógeno requiere de entre tres y cinco minutos, lo que le acerca bastante a un vehículo convencional propulsado por un motor de combustión interna.

    La industria automotriz china está apostando muy fuerte por el hidrógeno. Tras convertirse en el primer mercado del mundo para el vehículo eléctrico, el país asiático quiere ir un paso más allá y ser el gran referente del hidrógeno. GAC aprovechó el escaparate que ha supuesto este evento para presentar también un motor de combustión de 1.5 litros adaptado para poder funcionar con hidrógeno.

    Fuente: GAC Motor

    GAC demuestra que el futuro de los monovolúmenes pasa por el hidrógeno