¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    General Motors estrena nuevo logo por primera vez desde 1964

    El antiguo emblema frente al nuevoGeneral Motors

    General Motors ha presentado un emblema ligeramente modificado pero convenientemente modernizado con respecto al que lleva empleando desde 1964. Este era uno de los logotipos más veteranos de la industria y ha sido cambiado como parte de una nueva campaña de marketing centrada en su nueva gama de vehículos eléctricos.

    General Motors está realizando incontables esfuerzos tanto humanos como económicos para asentarse como un fabricante de referencia en el incipiente mercado eléctrico. En el pasado reciente os hemos contado con todo detalle las innumerables novedades tecnológicas y modelos que la corporación está preparando en estos momentos para los distintos segmentos que componen esta nueva parte del mercado, pero además también nos encontramos con un cambio de mentalidad en la compañía que se va a ver reflejada en su política de marketing y en su propia imagen de marca.

    Por este motivo, General Motors acaba de presentar una nueva campaña de marketing denominada «Everybody In» que está destinada a mostrar las distintas posibilidades y el rendimiento de su nueva tecnología Ultium de plataformas eléctricas flexibles, que serán empleadas por la gran mayoría de los modelos eléctricos que está a punto de lanzar la corporación norteamericana. Aunque la novedad principal va a afectar realmente a la imagen de la corporación, pues GM ha desvelado un nuevo emblema en el marco de esta campaña.

    Entrada del GM Renaissance Center en Detroit.

    Nuevo logo

    El nuevo emblema de General Motors es realmente una versión estilizada y modernizada del logotipo que lleva empleando la compañía desde 1964. Como podemos ver en la imagen superior, el nuevo emblema suaviza las aristas del cuadrado anterior para formar una nueva figura que ahora sirve para rodear las siglas de la compañía. Estas ahora aparecen estilizadas en minúscula, por lo que la línea que las subrayaba ahora solo se sitúa bajo una de las letras.

    Este cambio de emblema, nada menos que 57 años después, es el mejor ejemplo de los grandes cambios que está sufriendo la gama del fabricante estadounidense y que van a afectar a todas las marcas que componen su oferta. Desde Chevrolet y Buick hasta Cadillac van a contar con nuevos modelos alimentados por baterías. La compañía ha anunciado el lanzamiento de una treintena de vehículos eléctricos en los próximos 5 años.

    Aunque esta ambiciosa estrategia tecnológica y comercial ha tenido un precio y además muy alto, pues por el camino se han quedado marcas como Opel, Vauxhall o Holden. Si las primeras fueron vendidas al Grupo PSA, la firma australiana simplemente ha sido eliminada por completo, cerrando así uno de los capítulos más importantes de la industria automovilística australiana. Aunque el brazo norteamericano de la compañía también se ha visto sometido a fuertes recortes, como el cierre de numerosas plantas en su mercado natal, la eliminación masiva de los modelos menos rentables y que supuso la desaparición de la gran mayoría de sedanes en Norteamérica o los miles de despidos.