¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    General Motors cierra Holden tras más de 100 años en el negocio

    La antigua planta de Holden en ElizabethHolden

    General Motors nos ha sorprendido hoy con el anuncio del cese de las ventas y de todas las actividades de ingeniería de Holden en Australia y Nueva Zelanda, ya que planea eliminar la marca en 2021. Esto supone un fuerte varapalo para esta división de GM, la última marca histórica australiana que se mantenía en la brecha, a pesar de haber dejado de ensamblar hace unos años.

    A pesar de que en el último año corrieron rumores que anunciaban el cierre o la venta de Holden, el comunicado de General Motors no ha dejado de sorprendernos, pues durante todo este tiempo los responsables de Holden y GM no dejaron de asegurar que la compañía tenía el futuro asegurado. De hecho, hasta hace solo unas semanas seguimos recibiendo noticias de las futuras novedades de la compañía australiana, lo que evidenciaba que la corporación estadounidense seguía contando con Holden, al menos a corto plazo.

    Según el comunicado de la corporación estadounidense, Holden cesará toda actividad a partir de 2021. Momento en el que simple y llanamente desaparecerá como compañía y como marca. Lo que allanará el camino a sus competidores, como es el caso de Ford, que también dejó de ensamblar en Australia para comercializar exclusivamente vehículos importados.

    La antigua planta de Holden en Elizabeth, Australia.

    Poco después de confirmar que Chevrolet abandonaba Europa casi por completo, General Motors anunciaba en 2013 que Holden dejaría de ensamblar a nivel local a finales de 2017. Desde entonces, Holden se ha limitado comercializar modelos remarcados de otras enseñas de GM que son fabricados fuera de Australia. Ya que desde 2017 se paralizaron todas las labores de ensamblaje en la histórica planta de Elizabeth. Hasta ahora, Holden se limitaba a tareas menores de diseño e ingeniería y a la propia distribución de los modelos que llevaban su emblema, procedentes de distintas plantas de General Motors o PSA.

    La gama actual de Holden es muy amplia y está compuesta por 7 líneas de producto distintas. Entre los turismos encontramos los Holden Astra y Commodore, cuyas gamas iban a ser eliminadas en 2020, y entre los SUVs/crossovers los Acadia, Equinox, Trailblazer y Trax. Además del Colorado, el pick-up de tamaño medio de Chevy. A estos se suman el Camaro y el futuro Corvette C8, ofrecidos de manera paralela a la gama pero en la misma red de la marca, incluyendo los concesionarios HSV. Todos estos modelos proceden principalmente de los catálogos de GM (Chevrolet y GMC) y PSA (Opel).

    Entre los últimos proyectos ya anunciados que nunca llegarán a ver la luz nos encontramos con la comercialización de la variante de volante a la derecha de la nueva generación C8 del Chevrolet Corvette, cuya presencia ya había sido confirmada en el mercado australiano de mano de los concesionarios Holden, que recibirían el deportivo de motor central estadounidense sin los emblemas de Chevrolet.

    Parte de la gama Holden 2019.

    Por el momento desconocemos qué sucederá con la vasta red comercial de Holden y HSV en Australia y Nueva Zelanda, ya que hasta ahora solo se dedicaban a comercializar modelos remarcados. Por lo que no tendría sentido relanzar una marca como Chevrolet para seguir importando los mismos vehículos con la modificación de volante a la derecha que no dan beneficios bajo los emblemas Holden.