¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Gerard Neveu avisa que el motorsport vivirá una «gran crisis económica»

    El WEC deberá convivir con una fuerte crisis en pleno cambio de normativa en su clase reina.

    Gerard Neveu asegura que el WEC debe estar preparado para la llegada de una crisis económica «enorme» tras el COVID-19.

    Más allá de la reprogramación del calendario de la temporada 2019-20, el WEC trabaja en controlar los gastos en la campaña de 2021.

    La publicación del calendario revisado de la temporada 2019-20 del WEC ha sido el primer gran movimiento del ACO para frenar las consecuencias del COVID-19. No obstante, con la decisión de alargar la competición hasta noviembre el Mundial de Resistencia volverá a un formato de temporada dentro del año natural con una campaña 2021 que vivirá además el debut de los prototipos hypercar. Un reto mayúsculo para el WEC que deberá contener gastos de manera notable y programar el estreno también de los prototipos LMDh en medio de una crisis económica «enorme», tal y como asegura Gerard Neveu, CEO del campeonato.

    Por su trayectoria y experiencia, Gerard Neveu es una de las voces más autorizadas a la hora de valorar las consecuencias de la crisis del COVID-19 en el mundo del motorsport. Y lo cierto es que el CEO del WEC avisa que el automovilismo debe prepararse para una gran crisis económica, quizá superior a la que se vivió en 2008 a nivel global: «Tenemos que estar preparados. Después de la crisis sanitaria, tendremos que enfrentarnos a una gran crisis económica. Hay muchas preguntas sobre cómo afectará a los equipos, a la vida del paddock, a los patrocinadores o cómo definirán sus prioridades los fabricantes».

    En esta línea, Neveu ha agregado: «Nadie tiene demasiadas respuestas ahora. Tenemos que esperar para saber exactamente cuál será el impacto. Tenemos que entender que el mundo va a cambiar a nivel económico. No sólo para nosotros como promotor del WEC, sino también en el lado de los fabricantes. Debemos encontrar maneras de ahorrar costes porque no hay otra opción. Eso es lo más importante a la hora de pensar en el futuro del WEC. La realidad es que hay que tomar decisiones muy series para asegurar el futuro del campeonato. Por ello, hay que reestablecer, repensar y reconstruir el campeonato teniendo en cuenta los efectos que trae la crisis del coronavirus».

    Fuente: Sportscar365 / Fotos: FIA WEC