¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Gerard Quinn: «El sistema híbrido de los 'Rally1' no es convincente»

    M-Sport se encarga de desarrollar y gestionar los vehículos de Ford en el WRC.

    Gerad Guinn, antiguo responsable de Ford Performance en Europa, asegura que la hibridación de los 'Rally1' no es la adecuada.

    Para el antiguo jefe del departamento deportivo de la firma del óvalo la normativa no tiene en cuenta la evolución de la industria.

    El WRC adoptará en la temporada 2022 la tecnología híbrida gracias a la llegada a la clase reina de los nuevos vehículos 'Rally1'. Estos coches mantendrán el motor 1.6 turbo de la generación actual de World Rally Cars (Global Racing Engine), propulsor que estará único a un sistema híbrido desarrollado por Compact Dynamics. Un cambio de era que, según Gerard Quinn, es bastante tibio. El que fuera responsable de Ford Performance en Europa considera que el WRC se ha quedado corto en su hibridación y han apostado por una tecnología que en 2022 puede estar incluso obsoleta.

    Gerard Quinn, antiguo jefe del brazo deportivo de Ford, considera que la apuesta del WRC no es lo suficientemente arriesgada ya que se ha optado por trenes motrices híbridos que están ya en el mercado, pero que en 2022 pueden estar incluso por debajo a nivel tecnológico de las propuestas de algunos vehículos de calle: «Los equipos de marketing sólo estarán interesados en aprovechar la tecnología híbrida que utilice un fabricante en competición si esta tiene una visión de futuro real, no algo que sea actual y que esté ya disponible para los usuarios en los concesionarios en el presente».

    En esta línea, Quinn ha añadido: «Creo que el sistema híbrido de los 'Rally1' no es convincente a nivel de marketing, sobre todo en el entorno de un escenario competitivo. En el momento en el que se implementen la reglamentación de 2022, la tecnología eléctrica estará seguramente más avanzada. El riesgo es que la normativa introduzca tecnología obsoleta, porque en ningún caso va a proporcionar una propuesta atractiva para los nuevos fabricantes o los que ya están compitiendo en el WRC. Yo sugiero un cambio que tenga en cuenta que la tecnología a usar sea la que estará disponible para los clientes en 2027 y no en 2022».

    Fuente: RallySportMag / Fotos: Red Bull Content Pool