¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Glickenhaus muestra los colores de guerra que lucirá el SCG 007 LMH

    Glickenhaus apuesta por el rojo, color tradicional de la estructura, para teñir el SCG 007 LMH.

    Scuderia Cameron Glickenhaus ya tiene lista la unidad #709 de su SCG 007 LMH que competirá en las 8 Horas de Portimao.

    El patrocinio de Motul y el tradicional uso del rojo de Glickenhaus definen la decoración del prototipo hypercar de la firma americana.

    Scuderia Cameron Glickenhaus ha sufrido distintos vaivenes en el proceso de desarrollo de su prototipo hypercar, provocados también por las variaciones que ha sufrido el calendario del WEC. Sea como fuere, Glickenhaus está listo para hacer debutar su SCG 007 LMH en Portugal, escenario de la segunda cita del Mundial de Resistencia en 2021. En las 8 Horas de Portimao, el equipo Glickenhaus sólo tendrá una unidad de su prototipo, a la espera de contar con el segundo chasis en las 6 Horas de Monza, cita que se disputa a mediados de julio y que sirve como anticipo de las 24 Horas de Le Mans.

    En esta línea, el Glickenhaus #709 será el único LMH de la firma que esté en Portimao y lo hará con una alineación de pilotos formada por Romain Dumas, Richard Westbrook y Ryan Briscoe. Una unidad que antes de viajar a Portugal llevará a cabo un pequeño shakedown en el circuito de MotorLand Aragón, test en el que ya lucirá sus colores de guerra. Y es que el propio Jim Glickenhaus se ha encargado de mostrar la librea del #709, decoración en la que el rojo gana la partida. Al final, se trata de un color tradicionalmente ligado a Motul, socio principal de Glickenhaus, y a la propia estructura.

    Más allá de los detalles en blanco del frontal, de la aleta de tiburón -para dar cabida al logo de Motul- y de los soportes del alerón trasero, el rojo es protagonista del resto de la silueta del SCG 007 LMH, dejando atrás su imagen en fibra de carbono. Pese a todo, aún hay cabida para algunos elementos en color negro como los aletines delanteros, parte de los pontones -con el logo de Glickenhaus- o el plano horizontal y los distintos aditamentos verticales del alerón trasero. Un diseño que aún debe incluir los dorsales y otros detalles propios de la competición, algo que ya se verá en Portimao.

    Fotos: Scuderia Cameron Glickenhaus