¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Glickenhaus no tiene planes concretos más allá de las 24 Horas de Le Mans

    Glickenhaus es una empresa peculiar y su programa en el WEC también promete ser particular.

    Scuderia Cameron Glickenhaus no estará en Spa, pero competirá en Portimao y Monza como ruta hacia las 24 Horas de Le Mans.

    La estructura americana no tiene planes cerrados para competir en las pruebas posteriores a la clásica de la resistencia francesa.

    La ruta de Scuderia Cameron Glickenhaus y de su prototipo SCG 007 LMH hasta las 24 Horas de Le Mans parece claro. La estructura americana no disputará las 6 Horas de Spa para apurar los plazos de homologación de su hypercar, aunque sí tiene previsto disputar las 8 Horas de Portimao y las 6 Horas de Monza como preparación para las 24 Horas de Le Mans. Con todo, el camino posterior a la cita reina del WEC es una incógnita, ya que Jim Glickenhaus no parece muy dispuesto a competir en las rondas restantes del campeonato que se disputan en fechas posteriores a la clásica de la resistencia francesa.

    Glickenhaus no es un fabricante al uso y eso confiere ciertas peculiaridades a su programa en el WEC. La primera nace de las propias pretensiones del 'alma mater' del proyecto, ya que Jim Glickenhaus no tiene ningún interés en ganar o simplemente pelear por el título del Mundial de Resistencia. Sus objetivos pasan por vender coches, disfrutar de la experiencia de estar en el WEC y en las 24 Horas de Le Mans e intentar dar la campanada con su prototipo. Por eso, competir en Fuji y Bahrein está supeditado a la llegada de un patrocinador adicional que permita afrontar este gasto extra.

    Jim Glickenhaus ha sido muy claro al respecto: «Hacemos esto para vender coches y nosotros no vendemos coches en Oriente Medio o Japón. Bajo esta premisa, para que podamos seguir compitiendo en el WEC más allá de Le Mans necesitamos patrocinadores que quieran cierta exposición en estos mercados. Sólo competir por estar ahí, no nos interesa. Estoy seguro que habrá patrocinadores interesados y que venderemos coches en estos mercados en el futuro, pero no tenemos presión. Mi objetivo no es ganar el WEC, es disfrutar de las carreras y así vender coches. No quiero gastar dos millones de dólares yendo a Fuji y Bahrein si no voy a vender coches. ¿Para qué hacer algo así?».

    Fuente: Sportscar365 / Fotos: Scuderia Cameron Glickenhaus