Motor.es

Sigue la guerra entre Stellantis y el gobierno italiano, que incauta más de un centenar de coches FIAT por culpa de esta banderita

Nuevo capítulo de la batalla que tienen Stellantis, con Carlos Tavares a la cabeza, y el gobierno italiano de Giorgia Meloni. En este caso, se ha llegado hasta el punto de confiscar un buen puñado de FIAT Topolino a su llegada a Italia.

Sigue la guerra entre Stellantis y el gobierno italiano, que incauta más de un centenar de coches FIAT por culpa de esta banderita
Esta bandera italiana en los FIAT Topolino causa revuelo en el puerto de Livorno.

4 min. lectura

Publicado: 20/05/2024 13:00

A cada mes que pasa, la 'telenovela' que se están montando el gobierno italiano y Stellantis no deja de presentar nuevos capítulos. La guerra está abierta entre ambos contendientes, y lo último ha sido la confiscación de más de un centenar de vehículos de la marca FIAT por considerar que incumplían, supuestamente, la ley 'Made in Italy'.

Seguro que esto te suena: hace no mucho, el ejecutivo de Giorgia Meloni criticó que Alfa Romeo llamase Milano a su último modelo, cuando su fabricación iba a tener lugar lejos de las fronteras del país italiano (en Tychy, Polonia). Una 'amenaza' que llevó a Stellantis, por evitar mayores conflictos, a cambiar su nombre por el de Junior.

Según la mencionada ley, no se permite la comercialización de productos de origen extranjero que tengan un vínculo con Italia, sea a través de nombres, como en el caso del Alfa Romeo Milano, o de símbolos, como ha sucedido en esta última ocasión con el FIAT Topolino, en un intento de proteger la marca 'Made in Italy'.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!
El FIAT Topolino desata la polémica de nuevo entre Stellantis y el gobierno italiano.

El Topolino y su bandera italiana, motivo de la última polémica

Un elemento decorativo con la bandera de Italia en el FIAT Topolino ha sido el motivo de la última polémica entre Stellantis y el gobierno italiano. Y es que el pequeño coche italiano se fabrica en Marruecos, que es lo que ha llevado a la policía financiera de Italia a confiscar hasta 134 unidades a su llegada al puerto de Livorno.

Fuentes de Stellantis confirmaron el bloqueo de los FIAT Topolino en el puerto italiano, lo que ha llevado a la marca a retirar la pegatina con la bandera italiana de sus coches. El gigante automovilístico también se defendió diciendo que el motivo de llevar esta bandera es porque su diseño había sido concebido en Turín, Italia.

70 años después, FIAT decidió la vuelta del Topolino a las carreteras, esta vez adaptando el Citroën AMI y dotándolo de un poco más de esencia italiana, aunque ahora tendrá un poco menos sin la bandera de la polémica. Su precio rondará los 9.890 euros.

A vueltas con la ley 'Made in Italy' que provocó el cambio de nombre del último Alfa Romeo.

Un capítulo más de la guerra Stellantis-Italia

Este último episodio nos hace pensar que el gobierno italiano le tenía ganas a Stellantis después de la polémica con el nombre del Alfa Romeo Milano. La batalla viene de lejos y parece recrudecerse con el paso del tiempo.

Por un lado, el ejecutivo italiano sigue en desacuerdo por las intenciones de Stellantis de llevarse la producción de algunos de sus coches a otros países donde los costes son menores. Pero además, los anuncios de los recortes de trabajadores en sus plantas italianas no han gustado nada: los sindicatos dicen que la empresa pretende eliminar unos 3.700 empleos.

En el otro lado del campo de batalla, a Stellantis no le han gustado los 'coqueteos' del gobierno italiano con ciertas marcas chinas para atraer más producción local en el país, amenazando incluso con el cierre de sus plantas en Italia. No obstante, recordemos que estos han invertido en Leapmotor para traer su producción aquí al Viejo Continente.

Fuente: Automotive News Europe

Pixel