¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Honda Clarity de hidrógeno está listo para despedirse, ¿un adelantado a su tiempo?

    La producción del Honda Clarity Fuel Cell será finalizada

    Honda ha tomado la decisión de poner punto y final al periplo comercial de su coche de hidrógeno. La producción del Honda Clarity Fuel Cell será finalizada debido a la baja demanda que venía cosechando. Sobre la base del Clarity el fabricante japonés ha comercializado tres tipos de mecánicas. Pila de combustible, híbrido enchufable y 100% eléctrico.

    El Honda Clarity, uno de los pocos coches de hidrógeno que podemos encontrar en el mercado, se marchará por la puerta de atrás próximamente. Desde el lejano y exótico Japón llegan unas importantes informaciones que ponen fecha de caducidad al periplo comercial de dicho vehículo. Honda finalizará la producción del Clarity Fuel Cell antes de que termine este año.

    Esta relevante decisión se engloba en un plan estratégico de reducción de costes eliminando de la oferta los modelos que cosechan una baja demanda para destinar todos esos valiosos recursos al proceso de electrificación que está llevando a cabo la compañía. Una hoja de ruta en la que, de momento, no hay sitio para un turismo propulsado por pila de combustible de hidrógeno.

    Honda Clarity Fuel Cell
    La última vez que la gama del Honda Clarity Fuel Cell estrenó novedades fue a finales de 2019

    La producción del Honda Clarity Fuel Cell será finalizada

    La variante de pila de combustible de hidrógeno del Honda Clarity inició su andadura comercial allá por el año 2016. Sin embargo, hubo varios aspectos que lastraron las posibilidades de éxito de este modelo. Fuera de Japón, la comercialización del Clarity Fuel Cell estuvo limitada a muy pocos lugares. Por ejemplo, en Estados Unidos, uno de los principales mercados para los coches de hidrógeno, solo podía ser adquirido en California y a través de la modalidad de leasing.

    Si a ello le sumamos la escasa red de puntos de repostaje, su precio y sus prestaciones, nos encontramos ante una particular «tormenta perfecta». A nivel global y durante todo este periodo de tiempo apenas han sido comercializadas unas 2.000 unidades. El proceso de producción del Clarity tiene lugar en Japón. Más concretamente en las instalaciones que Honda tiene en Sayama, cerca de Tokio.

    Para demostrar de qué era capaz en el ámbito de la movilidad sostenible, Honda fue un paso más allá y sobre la base del Clarity desarrolló dos variantes adicionales. Un híbrido enchufable y un eléctrico. En el caso del modelo totalmente eléctrico, se despidió del mercado en el primer trimestre del convulso año 2020. Por su parte, la variante híbrida enchufable ligará su futuro al modelo de hidrógeno. Es decir, también se cesará su producción y se marchará de los concesionarios.

    Honda Clarity Fuel Cell - posterior
    La producción del Honda Clarity de hidrógeno será finalizada

    La colaboración de Honda con General Motors en el campo del hidrógeno

    Honda optó por establecer una alianza estratégica en el campo de la pila de combustible de hidrógeno con uno de los colosos de la industria automotriz, General Motors. A pesar de la decisión de eliminar al Clarity de su gama, Honda planea seguir colaborando con GM en el desarrollo de vehículos de pila de combustible y analizará el lanzamiento de modelos de nueva generación.

    En los últimos tiempos Hyundai y Toyota, otros referentes en el sector del hidrógeno, habían superado de manera clara a Honda con sus respectivos coches de pila de combustible. Tanto el Hyundai Nexo como el Toyota Mirai (que recientemente ha estrenado generación), cosechan unas cifras de ventas muy aceptables.

    Fuente: Nikkei