¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarPrevio y horarios del Brickyard GP de IndyCar 2021 en Indianápolis

    Previo y horarios del Brickyard GP de IndyCar 2021 en Indianápolis
    La salida del Gran Premio de Indianápolis, con Romain Grosjean al frenteIndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández9 min. lectura

    Tras el desmadre de Nashville, los monoplazas regresan a su santuario espiritual para competir en el circuito rutero por segunda vez en 2021.

    La carrera tendrá lugar el sábado, al formar parte del Brickyard Weekend que culmina con un evento de NASCAR el domingo.

    Álex Palou buscará el triunfo que se le escapó en mayo, en su quinta carrera en este trazado.

    No cabe duda de que Nashville y su primer Music City GP han sido uno de los eventos de la temporada, tanto por la espectacular respuesta del público local y televisivo, como por los extraordinarios sucesos en pista que derivaron en Marcus Ericsson como vencedor tras casi tres horas de accidentes, incidentes, fibra de carbono rota y, sí, algo de carrera por el medio. Buscando recuperar la tranquilidad (que como bien saben, es lo que más se busca), la IndyCar Series vuelve a casa para un segundo fin de semana de competición en la versión GP del circuito de Indianápolis, todo ello en un fin de semana muy especial.

    La centenaria IndyCar competirá en la misma variante del mismo circuito, y en el mismo fin de semana, que la NASCAR Cup Series, por primera vez en los más de 70 años de existencia de la competición más popular del automovilismo americano (aunque ya no por mucho). Esto es así debido a que NASCAR, que ha disputado una carrera en Indianápolis de 1994, ha decidido abandonar el óvalo en el que tenía lugar su Brickyard 400, tras varios años en los que la asistencia se había desplomado hasta mínimos insospechados. Las masivas gradas no hacían más que empeorar este hecho en cuanto a ópticas, así como la dudosa calidad de las carreras que ahí se disputaban.

    La Cup Series ya compartió anfiteatro en julio de 2020 con una IndyCar que situó su aplazado Gran Premio de Indianápolis el mismo finde de la última Brickyard 400 en el óvalo. Aquel fin de semana, la segunda división de NASCAR (Xfinity Series) sí usó el circuito mixto, resultando aquella prueba tan exitosa que el organismo también ha desplazado a su categoría principal a esa versión. Aprovechando la oportunidad, los monoplazas americanos han rellenado un socorrido hueco en su calendario de 16 carreras con esta segunda visita al trazado de 3.925 metros. Éste varía en secciones clave respecto a su época como anfitrión de Fórmula 1, tales como las simplificadas partes reviradas antes y después de la recta intermedia, o el uso de la sección chicane en una de las curvas peraltadas que MotoGP implementó, aunque rodándola al revés.

    La ciudad de Indianápolis fue escenario de la primera carrera de IndyCar fuera de un óvalo tras la II Guerra Mundial. Ocurrió en 1965, en un cercano Indianapolis Raceway Park cuyo circuito, muy en desuso hoy día respecto al pequeño óvalo en las mismas instalaciones, acogía el Hoosier Grand Prix. En esta cita, leyendas como Mario Andretti, Dan Gurney, Al Unser y Peter Revson inscribieron su nombre como ganadores hasta su forzosa última edición en 1970 a raíz de una incomprensible vuelta al "solo óvalos". Hicieron falta 44 años para que un IndyCar girase a la derecha en Indianápolis, con la llegada del Gran Premio.

    Esa cita ha retenido desde entonces su ubicación en la segunda semana de mayo como evento preludio de las 500 millas de Indianápolis, a excepción de un 2020 en el que la pandemia del COVID-19 y el aplazamiento de la Indy 500 al congestionado mes de agosto obligó a la mencionada cooperación con NASCAR en julio. Tres meses después, para poder completar un calendario de apenas 14 carreras, la categoría regresó para un evento doble en octubre, llamado Harvest Grand Prix, el mismo fin de semana en el que tenía lugar una poca exitosa prueba de resistencia programada con anterioridad.

    Así pues, esta será la segunda edición del evento no-primaveral, aunque este fin de semana con una sola carrera. Esta tendrá lugar el sábado y no el domingo para evitar, básicamente, que los bomberos se pisen la manguera, y lo hará sobre la distancia habitual de 85 vueltas (330 kilómetros), tres más que NASCAR pese a la costumbre de este organismo de completar más millas. Habitualmente, los neumáticos son el principal punto de conversación, al tratarse de una de las pistas en la que hay un mayor diferencial de rendimiento entre el blando y el duro, pero la incompatibilidad con la goma que depositen los 'stock cars' introducirá otro elemento impredecible a un comportamiento que ya estuvo fuera de lo esperado en mayo.

    clasificación general de indycar 2021 tras 11 carreras de 16

    Este circuito también tiende a ofrecer resultados relativamente inesperados en las sesiones de clasificación, siendo testigo en mayo de la primera pole position de Romain Grosjean. El francés, que acabó segundo en aquella carrera tras Rinus VeeKay, ha seguido siendo altamente competitivo, pero no tanto como en ese fin de semana, del que tratará de salir con sensaciones positivas antes de su primera aventura oval en Gateway. Para ello se enfrentará a una gigantesca parrilla de 28 coches, con los debuts de Top Gun Racing (R. C. Enerson) y el del danés Christian Lundgaard en el tercer coche de Rahal. Será la parrilla más grande fuera de la Indy 500 desde las carreras de óvalo de 2011, que es a su vez el único año desde 2001 en el que una parrilla de IndyCar ha tenido tantas unidades en circuito (Sonoma y Baltimore).

    Si bien la inexperiencia sobre el terreno será un problema para Álex Palou en las tres últimas citas de la temporada, ese no en absoluto el caso en esta pista, donde ya ha disputado cuatro carreras, yendo siempre a más hasta acabar en el podio en la última. El líder del campeonato, tras su competitiva actuación en Nashville, tiene a sus rivales algo más lejos en el retrovisor, pero ahora el más cercano es su compañero Scott Dixon, quien sí sabe lo que es ganar en esta pista y goza de una experiencia inagotable en esta clase de peleas de campeonato. Si sumamos a ello el habitual buen rendimiento de Penske, con un Josef Newgarden en busca de venganza y dos pilotos que han ganado aquí tres veces (Simon Pagenaud y Will Power), los ingredientes están servidos para un espectáculo de lo más interesante. Con suerte, sin tanta interrupción.

    Sesiones y horarios del BRICKYARD GRAND PRIX - INDIANÁPOLIS

    * La carrera se emitirán en directo a través de Movistar Deportes (España), Claro Video (Latinoamérica) y Pato.TV (México)

    Fotos: IndyCar Media