¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Imaginando un BMW i8 DTM

    Los motores híbridos y eléctricos poco a poco colonizan el mundo del motorsport. La Fórmula 1, los LMP1 en las 24 Horas de Le Mans y el WEC o la Fórmula E son diferentes ejemplos de movilidad eléctrica en competición.

    El mundo de la competición es un banco de pruebas para los fabricantes a la hora de analizar las tecnologías del futuro. Sin embargo, el motorsport también vive en su seno un proceso de contagio de las tendencias que marca la industria del automóvil. Si los SUV reinan en las calles, veremos un SUV de competición en las 24 Horas de Nürburgring. De la misma forma las tecnologías híbridas y eléctricas han llegado a las principales categorías del planeta. La Fórmula 1, el WEC y las 24 Horas de Le Mans o la Fórmula E en última instancia son claros ejemplos.

    Monoplazas y prototipos híbridos o eléctricos dibujan la referencia de la movilidad eléctrica en el motorsport, dejando un vacio en lo que a los deportivos y GT se refiere. Quizá en un futuro cercano este espacio se pueda rellenar con la Electric GT u otra categoría naciente similar, pero de momento no hay un campeonato destinado a deportivos híbridos o eléctricos como tal. Por ello, el diseñador rc82 workchop ha diseñado como sería un BMW i8 DTM, o lo que es lo mismo, un deportivo híbrido destinado al Campeonato Alemán de Turismos. Y la verdad, es bastante espectacular.

    Cabe recordar que actualmente y tras el acuerdo entre Audi, BMW y Mercedes, los 'turismos' de la categoría mantendrán los motores V8 de hasta 4.0 litros -que rinden unos 460 caballos- por varias temporadas más, retrasando al menos hasta 2019 la introducción de unos nuevos propulsores turbo de 2.0 litros y cuatro cilindros. Un claro ejemplo del 'downsizing' aplicado al mundo de la competición que en un futuro se podría convertir en la implementación de mecánicas híbridas en el Campeonato Alemán de Turismos. Lo cierto es que este BMW i8 DTM luce demasiado bien como para olvidarse de él tan pronto.

    Fuente: rc82 workchop / Fotos: rc82 workchop