¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Estos son todos los impuestos que tenemos que pagar por tener un coche

    Los vehículos estan gravados con varios impuestos.Pixabay

    La compra de un vehículo es una de las decisiones a las que más tiempo y esfuerzo dedicamos. Se trata de adquirir una herramienta que nos ayuda a gestionar nuestras actividades de trabajo, familia y tiempo libre y, por tanto, una inversión a amortizar.

    Entonces, ¿qué cantidad real invertimos en la adquisición de un vehículo? ¿Cuánto y por qué aumenta el precio que nos anuncian los fabricantes y comerciales? Pues, gran parte de ese aumento se debe a las cargas sobre la adquisición de un medio de transporte: IVA, IVTM, ITP, IEDMT… Estas son las siglas de los impuestos directos que gravan nuestros vehículos a lo largo de su vida útil y vamos a analizar cómo funcionan, así como cuándo y cuánto se paga por cada uno de ellos.

    IVA

    El 21% sobre el importe total del vehículo nuevo que hemos elegido es lo que deberemos pagar en concepto de Impuesto sobre el Valor Añadido. También lo pagaremos si compramos un coche de segunda mano a una empresa o a un autónomo que se dedique a la venta de vehículos.

    Existe una excepción, la de aquellos vehículos adquiridos por personas con movilidad reducida (PMR), en cuyo caso pagaremos el 4%, previa autorización del Ministerio de Hacienda. Si elegimos adquirir el vehículo directamente a un particular, tendremos que abonar un impuesto diferente.l

    ITP o Impuesto de Transmisión Patrimonial

    Este impuesto grava entre el 4% y el 8% sobre el importe del coche. ¿Qué importe se usa como base para calcular este gravamen? Si entre la parte vendedora y la compradora se ha acordado un precio que resulta superior al de las tablas de depreciación establecidas por el Ministerio de Hacienda, se usará este importe acordado como base del cálculo.

    TABLA DE VALOR DE DEPRECIACIÓN SEGÚN EL MINISTERIO DE HACIENDA

    Porcentaje válido para turismos, todoterrenos y motocicletas. Si el vehículo se ha dedicado en exclusiva durante seis meses o más a la enseñanza de conductores, alquiler de vehículos sin conductor o taxi el porcentaje de valor venal disminuye un 70% adicional.

    Si, por el contrario, el importe fuese menor o igual al que aparece en las tablas, habrá que usar éstas últimas para conocer el importe final del impuesto a pagar. Estas tablas están calculadas en función de una depreciación anual prefijada y la potencia del vehículo. Algunas Comunidades Autónomas no cobran el Impuesto de Transmisión Patrimonial (ITP) si el vehículo tiene más de diez años y un valor inferior a una cifra determinada establecida por cada Comunidad.

    IVTM (Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica)

    Se trata de un impuesto municipal, es decir, la recaudación se realiza en la localidad en la que esté domiciliado el vehículo. Tiene periodicidad anual y se rige por la Ley Reguladora de Haciendas Locales. Esto significa que, aunque existen baremos de mínimos y máximos de aplicación estatal, las corporaciones locales tienen capacidad para variar la cuantía del porcentaje, que crece con la potencia del vehículo: a más Caballos Fiscales (CVF), mayor es el importe a abonar.

    El importe del IVTM depende de aspectos como la potencia o la cilindrada.

    Existen algunas exenciones: vehículos de servicio público como ambulancias o transporte de pasajeros, coches de autoescuela o para personas con movilidad reducida (PMR), entre otros, no pagan el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica.

    En el caso de la compra de un coche de segunda mano, el titular del vehículo a fecha 1 de enero será el obligado al pago del impuesto para ese año, aunque es cada vez más frecuente llegar a un acuerdo particular entre las partes, de manera que cada parte pague los meses correspondientes de propiedad real dentro del año de la transmisión.

    IEDMT

    El último de los impuestos directos que gravan un vehículo es el Impuesto Especial sobre determinados Medios de Transporte, más conocido como Impuesto de Matriculación. Se paga una sola vez cuando se matricula el coche.

    Sin embargo, hay que tener en cuenta que los vehículos importados que se vayan a matricular en España, independientemente de los impuestos que hayan pagado en el país de origen, deben abonar también este impuesto al realizar la matriculación.

    Su coste viene marcado por las emisiones de dióxido de carbono (CO2), o lo que es lo mismo, grava la potencia del vehículo a través de los Caballos Fiscales (CVF) del mismo y el baremo estatal acota el percentil en función de las emisiones porcentuales, aunque cada Comunidad Autónoma goza de cierta libertad sobre los importes. Así, nos encontraremos que pagaremos los siguientes porcentajes si nuestro vehículo emite:

    • Emisiones inferiores o iguales a 120 g/km de CO2: 0%
    • Emisiones mayores de 120 g/km y menores de 160 g/km de CO2: 4,75%
    • Emisiones mayores de 160 g/km y menores de 200 g/km de CO2: 9,75%
    • Emisiones mayores o iguales a 200 g/km de CO2: 14,75%

    Existen otras reducciones aplicables sobre el IEDMT como las que se aplican a vehículos destinados a vivienda (los conocidos como mobilhomes), los adquiridos por familias numerosas, los destinados a autoescuela, taxis, etc.

    Las emisiones contaminantes provocan que paguemos más en el impuesto de matriculación.

    Además, hay otros impuestos de tipo indirecto que, junto con el IVA, gravan nuestro vehículo (o su uso) y que abonaremos cada vez que llenemos el depósito, independientemente de que usemos hidrocarburos, GLP, GNC, pasemos la ITV o paguemos el seguro obligatorio.

    Nuestro vehículo también se verá gravado a través del Impuesto de Patrimonio si el conjunto de nuestros bienes (excluida la vivienda en determinados casos) asciende a más de 700.000€.

    En resumen, los impuestos directos e indirectos aplicados sobre los 33,72 millones de vehículos matriculados en nuestro país, sumó 56.000 millones de euros en 2019.

    Fotos: Pixabay