¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Indy 500Oriol Servià confirmado como tercer piloto de Schmidt

    El piloto español llevará el coche número 77 gracias a la contribución de Stange Racing, una formación que compite en las ligas menores de la NASCAR.

    Servià asegura que llega con la intención de pelear por la victoria, pese a la tardanza del anuncio.

    Más vale tarde que nunca. A menos de 24 horas del inicio de los entrenamientos oficiales en Indianápolis, el equipo Arrow Schmidt Peterson Motorsports ha confirmado que el español Oriol Servià será quién intente clasificar su tercer monoplaza para las 500 millas de Indianápolis. Servià llevará el coche número 77, gracias a la sorprendente contribución adicional del Team Stange Racing, un equipo que llega a Indianápolis con la intención de introducirse en la IndyCar.

    Liderado por John Stange Jr., esta formación ha competido desde 2012 en categorías menores de la NASCAR, como la K&N Pro Series o la ARCA, recientemente adquirida por el gigante de los stock car americanos. Este año, expanden sus tentáculos en la Indy 500, con el objetivo de repetir el próximo año y competir en pruebas adicionales de IndyCar en 2020. Así, la inscripción de Servià figura como "Team Stange Racing with Arrow SPM", y contará con el patrocinio de MotoGator, una compañía especializada en la venta online de productos para el automóvil, en un coche predominantemente verde.

    "Me preparo y trabajo todo el año para esta carrera, así que es un tanto irónico que estemos anunciando este programa tan tarde", ha comentado Servià, quien ya se dejó ver por las redes sociales de Stange el mes pasado. "Creo que el año pasado piloté mejor que nunca, y me quedé muy cerca. Estoy aquí para terminar ese trabajo, y sé con seguridad que todos en este programa han trabajado muy duro preparándose para este evento con el mismo objetivo. Puede parecer que estamos llegando tarde, pero llegamos preparados".

    Aunque Servià compite a nivel profesional en los monoplazas americanos desde el 2000, la guerra entre Indianápolis y la CART hizo que Servià no participase en la Indy 500 hasta 2008, después de un primer intento que la lluvia coartó en 2002. Su debut se saldó con una undécima posición, después de salir en el puesto 25 para el equipo KV Racing. Tras abandonar en 2009 y no correr en 2010, su primer gran año llegó en 2011, clasificando tercero y liderando 18 vueltas antes de terminar en sexta posición.

    En 2012, tras un gran cuarto de carrera final, mejoró aún más esa posición, recuperando 23 puestos y terminando en un gran cuarto lugar. Tras su 11ª posición en 2013, Servià perdió su condición de piloto a tiempo completo en IndyCar, pero ha seguido compitiendo en la prueba sin fallar en ninguna edición, siendo 11º en 2014 y 12º en 2016, con un abandono entre medias. En las dos últimas ediciones, no obstante, Servià gozó de sus dos mejores oportunidades para ganar la prueba.

    En 2017, con el equipo Rahal, llegó a pelear en la zona de cabeza hasta un tardío accidente a 20 vueltas del final, y en 2018, tras una dramática clasificación en el Bump Day y ponerse en el top 10 en carrera, arriesgó para buscar la victoria, llegando a liderar 16 vueltas antes de tener que efectuar un tardío pit stop que le relegó al 17º lugar. Servià prometió volver para ganar, y no cabe duda de que este año irá a por todas.

    Fotos: IndyCar Media

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto