¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Debut por sorpresa de Kevin Magnussen en IndyCar con McLaren SP

    Kevin Magnussen podrá sonreir un poco más este fin de semana en su regreso a los monoplazas.IndyCar Media

    El piloto danés suplirá en Road America al ausente Felix Rosenqvist, que no ha recibido el alta médica tras su accidente en Detroit.

    Correrá para el equipo que lidera el campeonato con Pato O'Ward, y compartirá pista con Romain Grosjean, su ex-compañero en Haas.

    A solo dos días del inicio de los entrenamientos libres para el Gran Premio de Road America, ha saltado la sorpresa en el paddock de IndyCar de la mano de McLaren SP, que ha anunciado a un viejo conocido de su equipo matriz en la Fórmula 1. El equipo británico-americano ha confirmado este miércoles que Kevin Magnussen, a sus 28 años, hará su debut en una carrera de IndyCar al volante del coche #7, en sustitución de un Felix Rosenqvist que no ha recibido la aprobación médica para correr este fin de semana.

    Rosenqvist sufrió un fuerte accidente en la primera carrera del Gran Premio de Detroit el pasado sábado, impactando contra el muro a gran velocidad tras un problema con su acelerador. Aunque recibió el alta al día siguiente, McLaren SP ha confirmado que el equipo médico de IndyCar no le dado el OK para competir tan pronto, sin que se haya especificado oficialmente un motivo para ello. Será la segunda carrera que se pierde el piloto sueco a raíz del incidente, tras sustituirle Oliver Askew en la segunda cita de Detroit con un abandono por problemas de motor.

    Este debut se produce con la variante estadounidense de McLaren, en cuyas filas militó Magnussen durante su primera temporada de Fórmula 1 en 2014. Siendo por entonces el vigente campeón de la Formula Renault 3.5, la apuesta dio réditos con un segundo puesto en su debut en el Gran Premio de Australia, pero pocos sabían por entonces que este joven talento nunca volvería a subirse a un podio mundialista. Tras un año de reserva en 2015 y un infructuoso paso por Renault, Magnussen compitió en los últimos cuatro años con el equipo estadounidense Haas, siendo noveno en la general de 2018 con dos quintos puestos, sus mejores resultados en esta formación. Su despedida de la Fórmula 1 se produjo tras una triste temporada 2020 en la que solo pudo sumar un punto en el Gran Premio de Hungría con el poco competitivo VF-20.

    De este modo, Magnussen hará su debut en la categoría en circunstancias muy similares a las de su padre Jan Magnussen, quien recibió la oportunidad de pilotar para Penske en las 200 millas de Mid-Ohio de 1996 en sustitución del lesionado Paul Tracy. Aquel año, Jan disputó otras tres carreras en el equipo Bettenhausen, y regresó en 1999 tras su paso por la Fórmula 1 con otras siete apariciones, obteniendo un séptimo lugar como mejor resultado. Por su parte, Kevin había manifestado en varias ocasiones un interés por competir en los monoplazas americanos, y este año había acercado posturas al competir en el campeonato IMSA con Chip Ganassi Racing, compartiendo varios briefings con sus pilotos de IndyCar.

    Será una ardua tarea para el piloto danés, que llega a una parrilla rodada que ya ha disputado ocho carreras en apenas dos meses, y sin un solo test previo en un IndyCar, por lo que sus primeras vueltas en el coche serán durante los libres del viernes. Lo hace, además, en un vehículo que este año no ha pasado en carrera de la 12ª posición obtenida por Rosenqvist en St. Petersburg. Todo un contraste con los resultados del que será su compañero, Pato O'Ward, quien lidera la general tras obtener en Detroit su segunda victoria de la temporada.

    A su vez, Magnussen coincidirá en pista con su ex-compañero en el equipo Haas, Romain Grosjean, quien pilota este año para Dale Coyne Racing en la docena de carreras de circuito rutero del campeonato, y con el que ya tuvo oportunidad de intercambiar impresiones hace unos días en Belle Isle. Magnussen será, por tanto, la tercera novedad en pista en Road America junto a un Oliver Askew que volverá a ejercer de sustituto, en su caso en el coche de Rinus VeeKay en Ed Carpenter Racing, y el tercer coche que Dale Coyne y Rick Ware alinearán para el también debutante Cody Ware. Solo cabe preguntarse, con los rumores sobre la continuidad de Rosenqvist previos a Detroit, si esta oportunidad nace como una prueba de fuego para una posible alternativa en 2022...

    Fotos: IndyCar Media