¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarÁlex Palou, muy cerca de Dixon en su penúltimo test de pretemporada

    Álex Palou, muy cerca de Dixon en su penúltimo test de pretemporada
    Con esta decoración, Palou buscará consagrarse en la categoría en 2021IndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández4 min. lectura

    El piloto español se quedó a solo una décima de su laureado compañero en un test privado en Barber.

    Superó con holgura a Marcus Ericsson y a un Jimmie Johnson aún en periodo de adaptación.

    El mismo circuito acogerá la primera prueba del año el 18 de abril.

    No va más, al menos en los circuitos ruteros, para Álex Palou hasta el próximo 18 de abril. El piloto español ha concluido formalmente su preparación en este terreno para la temporada 2021 de IndyCar, en la cual pasará a pilotar para el poderoso equipo Chip Ganassi Racing con grandes expectativas para el futuro inmediato, las que él mismo se encarga de atemperar sin quitar un ápice de ambición. El circuito de Barber será donde haga su debut competitivo con el equipo en el Gran Premio de Alabama, y ahí fue donde llevó a cabo este martes su última puesta a punto en los giros a derecha.

    Junto a Palou, se encontraban sus otros compañeros, los tres que disputarán las carreras en los circuitos permanentes y urbanos, en un test exclusivo del equipo Ganassi. Con el objetivo de afinar los setups para esa importante primera cita, los tiempos fueron notablemente más veloces que en el test de 11 coches de febrero, y también respecto al general del pasado mes de noviembre. De ese modo, Palou registró un tiempo de 1:05.922 en la mejor de sus 110 vueltas, siendo cuatro décimas más rápido que en noviembre.

    Esto no fue suficiente para sacar de la primera posición al veterano hexcampeón Scott Dixon, que registró un 1:05.774 tras 85 vueltas, pero le dejó a poco más de una décima de un piloto que se ha subido ocho veces al podio (nunca al cajón más alto) en esta misma pista, mostrando que la velocidad está ahí. A su vez, su mejor crono fue tres décimas más rápido que el de Marcus Ericsson, que se quedó en un 1:06.214 tras 120 vueltas en pista.

    Al otro lado de la baraja sigue encontrándose Jimmie Johnson, que buscaba a marchas forzadas conseguir las últimas ganancias de ritmo posibles en su quinto día al volante del coche, antes de tener que enfrentarse a toda la parrilla. Su paliza de 164 vueltas, que incluyó una simulación de carrera, deparó un mejor tiempo de 1:07.131 para el heptacampeón de NASCAR, una mejora de más de un segundo con respecto a los tiempos de noviembre. Así, su desventaja con Dixon ha pasado de más de dos segundos, a apenas 1.3 segundos.

    Hasta siete equipos diferentes (Penske, Andretti, McLaren SP, Rahal, Carpenter, Shank y Foyt) emplearán su último día de test privado el próximo 31 de marzo en el óvalo de Texas, de cara al evento doble que se disputará en el mismo los dos primeros días de mayo. Dos días antes, Coyne y Carlin terminarán de afinar su preparación para Long Beach (25 de abril) en el bacheadísimo circuito de Sebring, y el 25 de marzo la categoría albergará un test específico con cuatro coches para aprobar el paquete aerodinámico y de neumáticos de las 500 millas de Indianápolis. Por último, este óvalo acogerá su habitual test previo a la Indy 500 los días 8 y 9 de abril, una semana antes del inicio de la temporada, abierto a todos los pilotos que pretendan competir en la prueba, entre ellos Palou.