¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarRahal mantiene su tercer coche en Nashville con la mira puesta en 2022

    La decoración que Santino Ferrucci lucirá en Nashville dentro de tres semanas.Rahal Letterman Lanigan Racing

    Santino Ferrucci disputará su quinta carrera de la temporada en el #45 en el urbano de Nashville para el Music City Grand Prix.

    Bobby Rahal aspira a alinear el coche en tres o cuatro carreras más este año para obtener un impulso económico por puntos.

    Otros pilotos podrían subirse al coche en las pruebas finales.

    El mundo del deporte americano permanecerá paralizado las próximas dos semanas a raíz de los Juegos Olímpicos de Tokio, lo que implica que la IndyCar Series, que ya ha tenido dos semanas de asueto debido a la cancelación de la carrera de Toronto, se encuentra ahora cerca del ecuador de su periodo vacacional. El regreso será por todo lo alto, con la edición inaugural del Music City Grand Prix en el circuito urbano de Nashville, y en esa carrera volverá a estar presente el tercer coche del equipo Rahal Letterman Lanigan Racing, que tiene grandes planes para esa unidad a corto plazo.

    Pese a que inicialmente se había afirmado que el programa de Santino Ferrucci ya no incluía más carreras, el piloto estadounidense verá premiado su buen trabajo al frente del #45 disputando su quinta carrera de la temporada. El nativo de Connecticut, de 23 años, atraviesa una excelente racha de resultados tras haber terminado sexto en las 500 millas de Indianápolis, sexto y décimo en la doble cita de Detroit, y noveno en las 200 millas de Mid-Ohio, la última prueba disputada a principios de este mes. Todo ello, pese a haber sufrido dos fuertes accidentes en los entrenamientos de Indianápolis y Detroit.

    Con ello, Ferrucci solo tiene un top 10 menos que el segundo piloto del equipo, Takuma Sato (décimo en la general), y solo otros siete pilotos este año pueden presumir de haber acabado cuatro carreras seguidas entre los 10 primeros. Una vez más, el coche contará con el apoyo de la cadena de supermercados Hy-Vee y de la compañía Frito-Lay, por lo que los snacks Cheetos y su mascota Chester adornarán buena parte del vehículo, ampliando su presencia respecto a carreras anteriores.

    Esta inscripción consolida las intenciones del equipo Rahal de añadir el tercer coche a su alineación a tiempo completo para 2022, una ambición de varios años que ahora parece tener el suficiente rendimiento deportivo y apoyo comercial para ser una realidad. En varias ocasiones este año, el propietario Bobby Rahal ha hablado de la posibilidad de contar con más pilotos en ese coche para evaluar posibles contrataciones; un rumor muy persistente al respecto es el de una potencial aparición del campeón de Fórmula E Antônio Félix da Costa en algunas de las citas restantes tras el buen test que llevó a cabo con el equipo a finales del año pasado.

    No obstante, en declaraciones concedidas la pasada semana a RACER, Rahal tiró por tierra de forma parcial esa posibilidad: «Creo que lo de Da Costa no va a a ocurrir, pero hay otros por ahí. Tenemos tiempo por delante antes de tomar una decisión. Estamos muy satisfechos con el trabajo que Santino ha hecho, nos ha impresionado realmente». A su vez, Rahal también sacó a la palestra el nombre de Ricky Taylor, piloto estadounidense de prototipos en el IMSA para Acura al que siempre ha querido dar una oportunidad, aunque matizó ese interés: «Creo que Ricky está bastante comprometido con ese mundillo, pero me gusta mucho. Así que tendremos que ver hacia dónde va esto».

    Más allá del interés en evaluar una expansión del programa, hay un potencial incentivo práctico en que el tercer coche de Rahal dispute más carreras aún este año: el programa 'Leaders Circle', que premia con un millón de dólares a los 22 coches que obtengan más puntos a lo largo del campeonato, siempre y cuando compitan a tiempo completo la siguiente temporada. Con los dobles puntos de la Indy 500 y la buena labor general de Ferrucci, el #45 ocupa la 21ª posición en ese apartado, y ese impulso económico, que supondría el 15% del presupuesto necesario para una temporada completa, es algo que Rahal no pierde de vista.

    «(Después de Nashville), correremos en las tres últimas carreras por el momento», asegura Rahal, refiriéndose a los Grandes Premios de Portland, Monterey (Laguna Seca) y Long Beach. «No estoy seguro sobre el Harvest Grand Prix» (la segunda carrera en el rutero de Indianápolis) «y para Gateway es dudoso. La situación del 'Leaders Circle' podría determinar la decisión de correr, digamos, en el Harvest GP, algo que normalmente no habríamos hecho si no hubiese un contrato en juego. Estamos metidos de lleno ahora, así que hay que considerar eso en lo que hagamos».

    La asociación entre el equipo Rahal y su nuevo sponsor Hy-Vee es tan sólida que ambas partes están trabajando activamente para el regreso del óvalo de Iowa al calendario de IndyCar, después de no albergar su evento este año debido a graves problemas ecónomicos. Ambas partes se asociaron por primera vez hace un año en ese mismo escenario, cercano a la sede principal de la cadena de supermercados, la cual ha realizado en los últimos meses una intensa campaña de promoción en sus establecimientos, una implicación pocas veces vista hoy día en un patrocinador de IndyCar fuera de un circuito de carreras. Si eso acabará resultando en que Ferrucci, da Costa, Taylor o incluso posibles sorpresas como Oliver Askew o Colin Braun ocupen el #45 durante todo 2022, es algo que aún está por discernir...

    Fuente: RACER / Fotos: IndyCar Media