¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarAustralia se ofrece para volver a tener una carrera en 2020

La primera ministra del estado de Queensland, Annastacia Palaszczuk, ha ofrecido a la IndyCar regresar al trazado de Surfers Paradise en 2020, 12 años después de la última vez.

La categoría ha respondido favorablemente a esta sugerencia, aunque aún no se han iniciado conversaciones.

A punto de cumplir tres décadas de existencia, el evento anual en el trazado urbano de Surfers Paradise, en Australia, busca recuperar su prestigio internacional. El circuito, y la prueba en sí, nacieron en 1991 como la Gold Coast Indy 300, un exitoso y popular evento del campeonato CART que se disputó hasta el año 2008, el primero de la reunificación entre IndyCar y Champ Car. Tras 10 años con los Supercars como única categoría destacada, la gobernancia del estado de Queensland busca atraer de nuevo a los monoplazas estadounidenses.

Este martes, la primera ministra de Queensland, Annastacia Palaszczuk, se reunió con Will Power, nativo del estado en la ciudad de Toowoomba, para conmemorar su histórico logro como el primer piloto australiano en ganar las 500 millas de Indianápolis. Durante la reunión, Palaszczuk sacó a la palestra la posibilidad de que IndyCar volviese a formar parte del evento de la Gold Coast, hasta el punto de que, según el Gold Coast Bulletin, ha extendido una invitación al jefe ejecutivo de la IndyCar Mark Miles para discutir este extremo.

La intención de Palaszczuk sería que el evento, que se disputa en octubre, se disputase a partir de 2020 yen febrero, más cercano a la fecha original de finales de marzo que la carrera tuvo hasta 1997, lo que lo convertiría en la primera carrera de la temporada de IndyCar: "Solía ir a la carrera, y recuerdo las decenas de miles de personas que iban. Traía mucha inversión a la ciudad y un enorme séquito de fans desde el Sudeste Asiático y Norteamérica", afirmó Palaszczuk. "Sabemos que hacernos con la Indy en 2020 implicaría cientos de miles de turistas y visitantes internacionales, además de una audiencia internacional y ojos en la Gold Coast".

Las pretensiones de recuperar a la IndyCar para la Gold Coast encajaría de lleno con las de la categoría, que lleva varios años estudiando y consultando la posibilidad de añadir carreras más allá de Estados Unidos y Canadá, algo que no sucede desde la última edición de la carrera de Sao Paulo en 2013. "Sé que están evaluando una expansión en el hemisferio sur, y la Gold Coast está siendo propuesta como favorita para la expansión", añadió Palaszczuk. "Aún es pronto, pero sería estupendo si pudiésemos traer de vuelta este evento estelar a Australia, y me gustaría saber lo que la Gold Coast piensa de ello".

En respuesta a ello, Mark Miles ha emitido una nota en la que afirma que aún no se han iniciado conversaciones, pero que están abiertos a la posibilidad: "IndyCar tiene una gran historia en Queensland, y es aún recordado como un espectacular emplazamiento de carreras por nuestros competidores después de tantos años. Estamos evaluando tener una o dos carreras fuera de Norteamérica, y nos gustaría explorar la viabilidad de retornar a Surfers Paradise mientras desarrollamos los calendarios de 2020 y más allá".

Surfers Paradise, historia contemporánea de la IndyCar

La carrera fue una prueba puntuable del campeonato IndyCar (posteriormente renombrado como CART y Champ Car) durante 17 años, incluyendo la única victoria de Nigel Mansell en circuito en el campeonato, y solo un ganador repetido, Sébastien Bourdais, amén de varias carreras frenéticas. Asimismo, el campeonato de turismos de Australia, actualmente conocido como Supercars, les acompañó a partir de 1994, siendo la suya una prueba puntuable desde 2002. En 2008, los encajes contractuales hicieron que la prueba de IndyCar no fuese puntuable, y ésta no fue renovada para el año siguiente, al no cumplirse las pretensiones económicas de la categoría y negarse a mover la prueba a principios de año.

Desde entonces, el evento ha cambiado de forma significativa. Toda vez que la A1GP colapsó antes de llegar a correr allí en 2009, los Supercars se quedaron como la única categoría destacada. Al año siguiente, la ampliación de unas vías de tranvía en parte del circuito hizo que éste fuese dramáticamente recortado de 4.5 kilómetros a solo tres, añadiendo una norma para invitar a un piloto extranjero de nivel que duró tres años. Desde 2013, la prueba ha sido una de las carreras "de resistencia" de la categoría, y este año ha visto reducida su duración para preparar la posibilidad de acoger a otras disciplinas en el futuro.

En ese aspecto, la IndyCar no ha sido la única sondeada, ya que la propia organización de los Supercars se reunió con los responsables de la NASCAR sobre la posibilidad de que su competición estrella, la Cup Series disputase una carrera de exhibición, en la que sería la primera vez que maquinaria de este tipo se enfrentase a un circuito urbano, aunque ésta posibilidad ha sido descartada por la NASCAR en un comunicado reciente.

Por lo pronto, Power está más que dispuesto a volver a correr en Surfers Paradise, donde debutó en 2005 y consiguió dos poles, pero nunca logró acabar sin incidentes: "He ganado en cada circuito en el que he corrido en IndyCar, pero éste es el único en el que nunca lo conseguí. Sería absolutamente increíble si volviese". Su poder de captación, y el del neozelandés Scott Dixon, pentacampeón de la categoría, podrían ser las grandes bazas para que el "paraíso de los surferos" vuelva a serlo también para los monoplazas... siempre que se determine que el actual trazado es válido.

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto