¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Instalación de una bola de remolque, qué tienes que saber

    Instalación de una bola de remolque, qué tienes que saber
    ¿Cómo se hace la instalación de una bola de remolque?
    Carlos González
    Carlos González5 min. lectura

    La instalación de una bola de remolque es sencilla. Sin embargo, se trata de una 'reforma de importancia' y, como tal, debe reflejarse de forma conveniente en la ficha técnica. Tiene que ser un accesorio homologado, si no quieres tener problemas.

    Si quieres llevar motos, perros de caza -por ejemplo- y otras cosas, como portabicis o portaesquís, vas a necesitar un remolque o, en algunos de estos casos, al menos, una bola de remolque. Es un 'accesorio' mucho más útil y versátil de lo que muchos creen, e imprescindible para cosas como llevar una caravana. Pero hay que saber bien cómo es la instalación de una bola de remolque no solo en lo práctico y técnico, sino también a nivel legal.

    La instalación de la bola de remolque en un coche, sin importar si es fija o si tiene cabezal desmontable, está catalogada como una reforma de importancia. Esto quiere decir que debe estar registrado de la manera conveniente en la ficha técnica de nuestro vehículo. Por eso, como ya avanzábamos, no solo es cuestión de montar la bola de remolque, que ya tiene su 'misterio', sino también de hacerlo como debemos a nivel técnico y legal.

    El precio puede variar, pero suelen partir desde los 450 euros aproximadamente.

    Instalación de la bola de remolque ¿cómo se hace en un coche?

    Los remolques no son todos iguales; mientras que los más antiguos cuentan con un enchufe de siete polos, los actuales utilizan un enchufe de 13 polos. Por lo tanto, lo primero que vamos a necesitar es un kit de bola de remolque homologado compatible con nuestro vehículo y que también sea compatible con el remolque que vayamos a montar una vez tengamos completada la correspondiente instalación de la bola de remolque en nuestro coche.

    Lo más conveniente es que la instalación de la bola la hagan en nuestro concesionario o en un taller.¿Por qué? Porque además de hacer el montaje del accesorio, también se van a encargar de expedir el informe de conformidad necesario para hacer los trámites legales. Se tiene que incluir la reforma en la ficha técnica y se tiene que homologar la bola de remolque, pero ¿cómo se hace la instalación de la bola de remolque?

    Kit de montaje

    Se compone de una estructura fija que se 'ancla', con tornillos, al propio chasis del vehículo. También cuenta con las conexiones eléctricas para la toma del remolque, que tiene que ser compatible con la de nuestro vehículo, y la propia bola de remolque que como comentábamos anteriormente puede ser fija o con cabezal desmontable. En algunos casos, la bola es retráctil y se oculta cuando está en desuso en los propios bajos.

    Comprueba que el kit sea compatible con tu coche y con el tipo de remolque que vayas a utilizar.

    Instalación de la bola de remolque

    Con el kit de montaje, se procede a la retirada tanto del paragolpes posterior como de los pilotos -en algunos casos- y de los revestimientos. De este modo, además de colocar el anclaje de la estructura fija, se puede acceder al sistema eléctrico para la instalación.

    El siguiente paso será introducir el soporte en el bastidor del coche para después montar el nuevo soporte del paragolpes. Debajo del gancho se colocará el conector externo resistente al agua, a través del cual se alimentará de electricidad al remolque o a la caravana, si es que acaso vamos a montar algo así. En los portabicis y portaesquís, si tapan la matrícula, también se conectará a la toma eléctrica para la iluminación de la placa complementaria.

    Pruebas y fin de la instalación

    El último paso, tras todo lo anterior, será utilizar un aparato de medición para comprobar que la instalación eléctrica está hecha correctamente. En este paso no se analiza únicamente el estado de la red de cables de la propia instalación de la bola de remolque, sino también de las luces. Si todo se ha hecho correctamente, se podrán atornillar de nuevo los revestimientos y el paragolpes y se podrá proceder a la homologación y a la ITV.