¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    ¿Quién inventó el coche? La verdadera Historia del automóvil

    Benz Patent-Motorwagen, el 'primer coche' de la historia.

    Esta es la verdadera Historia del automóvil que explica cómo hemos llegado hasta los coches actuales. Fue un 'capricho de ricos' y su invención llevó muchos años. Antes de la gasolina se usó el vapor y, en realidad, los coches eléctricos no son algo en absoluto nuevo.

    Estamos viviendo una nueva 'revolución' del automóvil actualmente, con la electrificación y, en ella, la transición hacia vehículos híbridos, bifuel y eléctricos, entre otras tecnologías de impulsión y alimentación. El coche está constantemente cambiando, pero para comprender el sector y la evolución del mismo, es fundamental volver atrás tanto como sea posible. A sus orígenes, al inventor del coche y al comienzo, como tal, de este invento.

    En muchos lugares podemos leer sobre el primer coche y, por supuesto, sobre el inventor del coche. Pero la Historia, en este sentido, es algo confusa porque no han trascendido los detalles en la medida en que debiera. Y de forma errática, se considera como 'primer coche' al que realmente no lo fue. Por eso, hemos querido ahondar en la cuestión y contártela con todo lujo de detalles.

    Los orígenes del automóvil, antecedentes del primer coche

    Para hablar del primer coche, y de su inventor, tenemos que remitirnos a la Historia del automóvil y, en ella, como antecedente clave, están los vehículos en su sentido más amplio. La palabra automóvil deriva del griego y la podemos comprender como 'que se mueve a sí mismo'. Antes de que esto ocurriera gracias a la autopropulsión, bastante antes, hubo vehículos de tracción animal. Este es, precisamente, el antecedente clave.

    La Historia del automóvil suele basarse en el método de impulsión para la clasificación de los automóviles. Y en el siglo XVIII ya existían los impulsados por vapor. De hecho, hay referencias que apuntan a un pequeño vehículo impulsado a vapor ya en el siglo XVII, según Ferdinand Verbiest. Pero no sería hasta el año 1860 cuando se registrase la primera patente de un vehículo impulsado por motor de combustión interna, con gasolina, por Ettiene Lenoir.

    Da Vinci ya creó el concepto de automóvil mucho tiempo antes de que llegase realmente.

    El primer coche de la historia, como concepto

    Antes de ahondar en las cuestiones anteriores, por las etapas de los sistemas de impulsión de los vehículos, hay que recordar que fue en el año 1495 cuando el mismísimo Leonardo Da Vinci concebió un concepto de vehículo que se asemeja, y mucho, al concepto de coche actual. Basado en muelles combinados con varias ruedas dentadas.

    Este vehículo no prosperó. No llegó a materializarse, pero si fue un concepto clave Se adelantó 274 años al que realmente podemos considerar como 'el primer coche'. Y por lo tanto, Leonardo Da Vinci es un antecedente clave con respecto al que, de forma casi unánime, se considera como el inventor del coche como concepto, por sus similitudes respecto al coche actual.

    Nicolas-Joseph Cugnot, el inventor del coche

    Como avanzábamos, fue en el año 1769 cuando el francés Nicolas-Joseph Cugnot se convertiría en el inventor del coche al crear un automóvil con motor de dos cilindros verticales y 50 litros de desplazamiento, con tan solo tres ruedas. Este invento se denominó Fardier. La rueda delantera, en este automóvil, era tractora y directriz al mismo tiempo.

    Los primeros automóviles eran enormes, difíciles de conducir e impulsados por sistemas de vapor.

    Después de este construyó un segundo modelo, en el año 1770, que era algo más grande y podía arrastrar 4.500 kilos a una velocidad de 4 km/h con un sistema de impulsión de vapor, como el Fardier. Hubo una tercera versión en el año 1771 que, en la actualidad, se conserva expuesta en el Museo Nacional de la Técnica de París. Y más adelante, en el año 1784, otro hito en los automóviles a vapor a manos de William Murdoch, eo de Richard Trevithick en el año 1801.

    En todos estos, y los posteriores, el gran problema estaba en la temperatura que alcanzaba la caldera, que acababa siendo insoportable para el conductor y los demás ocupantes. No obstante, esta llamativa etapa sirvió para crear los primeros taxis en Londres y para desarrollar tecnologías como el freno de mano, las velocidades y el propio volante.

    La llegada del petróleo a los orígenes de la automoción

    Por las altas temperaturas que alcanzaban las calderas de los automóviles a vapor, se buscó un sustituto. Y fue en el año 1815 cuando se introdujo el primero, con aceite como sustituto y creado por Josef Božek. Más adelante, en el año 1860, Etienne Lenoir desarrolló el primer coche con motor de combustión interna basado en gas de carbón, con un sistema de encendido eléctrico y mezcla de aire y combustible.

    Se buscó un sustituto al vapor y sus calderas y se encontró; primero en el aceite y después en la gasolina.

    Este sistema patentado por Lenoir, de dos tiempos, fue la clave de los inventos futuros. Como el de Nikolaus Otto del año 1876, que fue el primer motor de cuatro tiempos, aunque basado también en los principios enunciados por Beau de Rochas.Y otro invento crítico fue el de Siegfried Marcus, en el año 1870, que hizo funcionar el primer motor de combustión interna a base de gasolina.

    Aquí es donde la Historia del automóvil llega al punto que a cualquiera le sonará: Karl Benz. No, no fue él quien creó el primer coche, y no es por tanto el inventor del coche, tal y como hemos venido viendo. En realidad, en el año 1879 sería Georg Baldwin Selden quien presentase en Estados Unidos la patente que describía todos y cada uno de los detalles sobre la construcción de automóviles de gasolina, basados en cierto modo en el invento de Siegried Marcus y con todos los antecedentes de vehículos autopropulsados -por diferentes sistemas- anteriormente mencionados.

    Y esta patente 'bloqueó' el desarrollo hasta el año 1895, que es cuando se concedió. En cualquier caso, hasta el año 1899 no se crearía el primer vehículo en base a esta misma patente. Y esta provocó que la mayoría de los emprendedores, que buscaban crear sus propios vehículos, tuviesen que unirse en asociación autorizada para poder hacer uso de la patente. Lo que nos ha llegado hasta hoy es que, por este contexto, los primeros automóviles a gasolina los crearon casi de forma simultánea diversos ingenieros alemanes que trabajaban de forma independiente. He ahí el Benz Patent-Motorwagen de Karl Benz, en el año 1885.

    Karl Benz se adelantó con el Benz Patent-Motorwagen, antecedente clave de todos los coches actuales.

    La mayoría de los especialistas coinciden en que este vehículo de Karl Benz fue el inicio del automóvil, pero todos los detalles anteriores nos dan una vista más detallada sobre la Historia del automóvil al completo. Y en cualquier caso, en el año 1892 llegaría otro hito de la automoción de manos de Rudolf Diesel, con una patente de 'nueva máquina térmica racional' con un rendimiento térmico superior al motor de gasolina usado hasta entonces.

    Hasta el año 1913 no llegó la producción en masa de coches

    Hay otro gran protagonista de la Historia del automóvil y es Henry Ford. También te sonará porque, aunque los coches -tal y como los conocemos ahora, en cierto modo- ya habían llegado años atrás, no fue hasta el año 1913 cuando se empezaron a producir en masa. Era toda una rareza un vehículo de este tipo y llevó su tiempo que los más adinerados fueran adquiriéndolo progresivamente.

    Pero fue Henry Ford quien llevó el automóvil a la producción en serie por primera vez en la Historia.

    Su coste era muy elevado y solo tenían acceso a él los más pudientes. Pero, con el tiempo, se fueron popularizando y, en el año 1913, Henry Ford arrancó la producción en masa en la fábrica de Ford en Highland Park, Michigan. Este es, indudablemente, otro de los grandes hitos de la automoción.

    ¿Y qué hay del coche eléctrico ¿Quién lo inventó?

    Y ahora estamos con el coche eléctrico como el 'gran invento del siglo XXI', pero tampoco es del todo cierto. Hay que remontarse al siglo XIX, en realidad, para volver al primer coche eléctrico. Fue creado en el año 1832, por Robert Anderson, que creó el primer vehículo equipado con un motor eléctrico encargado de girar el eje de las ruedas.

    Un coche eléctrico primitivo, claro, que además se alimentaba por baterías no recargables. Pero los coches eléctricos existieron mucho antes de que llegase Elon Musk, y de que arrancaran las políticas contra las emisiones contaminantes. Tras ese invento, en 1892 William Morrison tenía los suyos, y existieron algunos otros.

    El coche eléctrico llegó mucho antes de lo que pensamos, pero su autonomía ya era entonces un gran problema para su viabilidad.

    De hecho, las ventajas en la entrega de potencia y par ya se descubrieron en el año 1889 con el 'La Jamais Contentede Camille Jenatzy, que alcanzaba los 105 km/h de velocidad punta. Y los problemas de autonomía no les eran ajenos tampoco, porque en la Exposición Internacional de la Electricidad en París, Gustave Trouvé presentó su automóvil eléctrico con una máquina eléctrica alternativa a la de vapor y con menor peso y menor ruido en su funcionamiento. ¿La pega? Efectivamente, la corta autonomía.

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto