¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las baterías del Jaguar I-Pace obtienen una segunda vida como unidad de almacenamiento de energía

    Las baterías del Jaguar I-Pace obtienen una segunda vida como unidad de almacenamiento de energía
    Jaguar Land Rover presenta una unidad móvil de almacenamiento de energía
    Antonio Fernández
    Antonio Fernández4 min. lectura

    Jaguar Land Rover ha establecido una colaboración con Off Grid Energy bajo la premisa de dar una segunda vida a las baterías del Jaguar I-Pace, uno de los SUV eléctricos de lujo más populares. Las baterías del modelo de Jaguar dan vida a una unidad móvil de almacenamiento de energía.

    El proceso de transición de la industria automotriz hacia la movilidad totalmente eléctrica está impulsando toda una serie de compañías y nuevos proyectos que tienen como objetivo principal otorgar a las baterías de coches eléctricos una segunda vida. Jaguar Land Rover ha establecido una importante colaboración con Off Grid Energy para el desarrollo de una unidad móvil de almacenamiento de energía con cero emisiones.

    En las entrañas de este nuevo sistema de almacenamiento de energía se encuentra la clave principal. Y es que se han empleado baterías del Jaguar I-Pace. El «corazón» del modelo de Jaguar, uno de los SUV eléctricos más populares del mercado, ha sido utilizado para la creación de una unidad móvil de almacenamiento de energía y, sobre todo, con cero emisiones.

    Unidad móvil de almacenamiento de energía con baterías del Jaguar I-Pace
    Unidad móvil de almacenamiento de energía con baterías del Jaguar I-Pace

    Las baterías del Jaguar I-Pace dan vida a una unidad para almacenar energía

    El sistema de almacenamiento de energía de batería móvil presentado por Jaguar Land Rover y Off Grid Energy incorpora celdas de iones de litio de las baterías del I-Pace. Unas celdas obtenidas de modelos prototipo y vehículos de pruebas de ingeniería. Este sistema permite suministrar energía con cero emisiones cuando el acceso a la red eléctrica es limitado o directamente no está disponible.

    La colaboración de ambas compañías es un primer paso en los planes de Jaguar Land Rover para crear nuevos modelos empresariales de economía circular para las baterías de vehículos eléctricos. Además, el proyecto se engloba también en la hoja de ruta establecida para alcanzar la neutralidad de carbono antes del año 2039. Se llevarán a cabo más programas que den una segunda vida y nuevos usos a las baterías de los modelos eléctricos de Jaguar y Land Rover.

    Jaguar Land Rover ha diseñado las baterías para que puedan ser utilizadas de forma segura para usos posteriores y en situaciones de baja energía cuando la vida útil de la batería sea inferior a los requisitos de un vehículo eléctrico. Y es que una batería puede haber alcanzado el final de su vida útil para ser usada en un vehículo eléctrico. Sin embargo, aún hay margen para su utilización en otras cuestiones.

    Unidad móvil de almacenamiento de energía con baterías del Jaguar I-Pace
    El sistema de almacenamiento de energía puede ofrecer hasta 125 kW

    Almacenamiento de energía y carga con paneles solares

    Este sistema puede ofrecer hasta 125 kW, una potencia suficiente para cargar por completo un I-Pace o para suministrar la energía que consume un hogar medio durante una semana. Off Grid Energy reutiliza hasta el 85% de las baterías de vehículos suministradas por Jaguar Land Rover junto con la unidad de almacenamiento, incluyendo módulos y cableado. Los materiales restantes son reciclados y reenviados a la cadena de suministro.

    La unidad, disponible para alquiler comercial, se carga a través de unos paneles solares de Off Grid Energy y dispone de conexiones de carga para vehículo eléctrico Tipo 2 con control dinámico y una potencia de hasta 22 kW CA.

    Fuente: Jaguar