Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Nuevas tecnologías de Jaguar Land Rover llevan la conducción autónoma fuera del asfalto

El Grupo Jaguar Land Rover también ha invertido ingentes cantidades de dinero en tecnología de conducción autónoma, pero fiel a su tradición, llevando sus posibilidades fuera de la carretera y en cualquier tipo de situaciones. En un futuro cercano, nuestro Land Rover será capaz de guiarnos fuera del asfalto por si solo con toda seguridad.

Jaguar Land Rover pretende llevar la conducción autónoma completa fuera del asfalto.

El Grupo JaguarJaguar Land Rover presentaba hoy sus últimos avances en tecnología de conducción autónoma, centradas sobre todo en la detección y correcta lectura de la superficie del terreno sobre el que se conduce para poder ofrecer la misma funcionalidad tanto dentro como fuera del asfalto. Es decir, llevar la conducción autónoma tal y como la entendíamos hasta el día de hoy fuera de la carretera.

Jaguar Land Rover es una de las pocas marcas que continúa invirtiendo en el segmento de los todoterreno reales. Un solo vistazo a la gama Land Rover delata como la firma inglesa se ha adaptado a la nueva corriente SUV sin perder la identidad off road que les caracteriza, llevando esta filosofía también al ámbito de las nuevas tecnologías que están por llegar. Como es el caso de la conducción autónoma, tan en boga hoy en día, sobre todo desde la llegada del célebre Autopilot de Tesla Motors.

Las líneas de investigación de Land Rover se centran no solo en la capacidad de los sistemas del vehículo en percibir su entorno y posibles obstáculos para poder trazar el camino correcto a seguir, además, busca poder leer el verdadero relieve del mismo, para adaptar el vehículo a todo tipo de situaciones. Según declaraba Tony Harper, el responsable de investigación de Jaguar Land Rover, la investigación de la marca en términos de conducción autónoma todoterreno no versa exclusivamente en el manejo asistido del vehículo tanto dentro como fuera del asfalto, sino de ofrecer la máxima ayuda tanto al propio conductor cuando conduce como al propio vehículo cuando toma los mandos, ya sea en carretera o en una zona trialera, con el mayor rango de condiciones posibles.

Los nuevos sistemas permitirían la comunicación entre vehículos.

Para ello, en Jaguar Land Rover están trabajando en nuevas tecnologías en el campo de la detección, de manera que estos nuevos sensores sean capaces de ofrecer un rango más amplio de variables para que el vehículo pueda tomar mejores decisiones, sea cual sea el terreno o las condiciones del mismo. Entre esta nueva generación de detectores podemos destacar el Surface Idientification and 3D Path Sensing, que podemos traducir como identificador de superficie y sensor del camino en 3 dimensiones. Este sistema combina las lecturas de cámaras, ultrasonidos, radar y la tecnología para medir la distancia por láser o LIDAR, para escudriñar todo lo que rodea al vehículo. Ofreciendo una excelente visión de 360 grados e incluso poder determinar las características de la superficie que le rodea.

Según Land Rover, el secreto radica en saber leer por completo todo el terreno a su alrededor, no solo los obstáculos sino su propia superficie. Lo cual es crucial cuando estamos fuera del asfalto, ya que el vehículo podrá predecir el agarre del terreno al que se va a enfrentar y no solo detectar los posibles obstáculos.

Combinando esta capacidad de lectura del terreno con sistemas como el nuevo Terrain-Based Speed Adaptation, que podemos traducir como adaptación de la velocidad basada en el terreno, permitirá que el vehículo pueda responder por si mismo ante posibles cambios del firme y adaptar la propia marcha o velocidad del vehículo.

Estas nuevas tecnologías facilitarán tanto la conducción autónoma fuera de carretera como ayudar al propio conductor.

La precisión de estos nuevos sensores permitirá incluso detectar elementos menores, como por ejemplo una rama colgando en el camino y no solo un muro o una barrera.

Lo más interesante es que la marca también contempla la conectividad a otros vehículos con estos sistemas. De manera que entre distintos vehículos exista una conexión inalámbrica en la que se intercambien todos los datos de los sensores de los modelos, permitiendo ampliar la cantidad de datos a valorar y así poder dirigir incluso un convoy fuera del asfalto, a partir de un solo vehículo guía.

Como se puede apreciar en el vídeo publicado por la marca, el vehículo guía orientaría a los sistemas de aquellos que le preceden, de manera que puedan anticiparse a los posibles cambios del firme, adaptando parámetros como velocidad o altura de suspensión.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto