¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Japón establece el frenado de emergencia autónomo de serie desde 2021

El sistema de frenado de emergencia autónomo está basado en sensores de radar o cámara

El país del sol naciente ha modificado la reglamentación para vehículos, introduciendo el sistema de frenado autónomo de emergencia como un obligatorio para los fabricantes, adelantándose a Europa que ya lo tiene previsto en su normativa para 2022. El gobierno nipón quiere reducir las tasas de accidentes de tráfico, especialmente causado por los mayores.

Mientras que en Europa, el principal factor causante de los accidentes de tráfico son las distracciones, y especialmente para utilizar el teléfono móvil, en Japón la mayor tasa de accidentes y atropellos se produce por los conductores de avanzada edad cuyos reflejos han menguado lo suficiente como para no frenar a tiempo.

Así lo demuestran las tasas de accidentes y las investigaciones y auditorías llevadas a cabo por el gobierno japonés, por lo que ha decidido introducir una modificación en el reglamento general que afecta, especialmente a los fabricantes: a partir de noviembre de 2021 los nuevos modelos deberán de contar con el frenado autónomo de emergencia de serie.

Conocido como AEB, El sistema de frenada de emergencia debe parar el vehículo en variedad de condiciones

Aunque es una medida interesante para disminuir las tasas, lo curioso es que las evaluaciones del ministerio de transporte arroja un dato más que significativo: más del 80 por ciento de los modelos "domésticos" -los fabricados y vendidos en Japón- ya cuentan con este sistema, por lo que la nueva medida es un aviso en toda regla a los fabricantes europeos que deben cumplir con la nueva norma si pretenden seguir vendiendo en Japón.

Por ende, es una medida de fuerza dado que en Europa también tienen que introducir este sistema de serie en todos los nuevos modelos, a partir de 2022. Pero en las islas niponas, la medida es mucho más restrictiva, dado que establece plazos de cumplimiento: los que ya están en el mercado deben cumplir con la nueva norma antes de diciembre de 2025, lo que significa que deberán de adaptarse, mientras que para los importados nuevos, el sistema será estándar desde junio de 2024 y, desde junio de 2026, para los importados ya existentes.

El sistema de frenado autónomo de emergencia cuenta con un sensor de radar colocado en la parte delantera -o una cámara- que detecta los vehículos precedentes, enviando señales acústicas y luminosas al conductor para que frene el vehículo y evite una posible colisión. En caso negativo, el sistema frena al circular a una velocidad máxima de 60 km/h, hasta 40 km/h cuando un vehículo está estacionado delante o hasta 30 km/h cuando hay indicios reales de atropello a un peatón.

Fuente: Japantimes

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto