¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La Unión Europea apoya dos nuevos asistentes de conducción obligatorios desde 2022

    Detector de fatiga y atención

    Una vez más, los países de la Unión Europea han apoyado una nueva medida que se convertirá en obligatoria en todos los modelos nuevos que salgan de fábrica, a partir de 2022: un detector de falta de atención y fatiga y el limitador de velocidad inteligente. Aunque éste todavía está en fase de estudio, las previsiones apuntan que se confirmará su aprobación.

    La Unión Europea amplía las medidas de sistemas de seguridad que deben ser obligatorios en todas las unidades que salgan de cadena de producción, cada vez más extendidos y algunos de ellos dejando de ser opcionales sin sentido, más allá de cobrar por algo que puede salvar vidas.

    El pasado abril, el Parlamento Europeo aprobó una nueva medida para 2022, por el cual obliga a las marcas a incluir los sistemas de frenado de emergencia y la advertencia de exceso de velocidad en el equipamiento de serie de todos los modelos, sean turismos, comerciales, autobuses y camiones, ya que han demostrado su efectividad y contribuyen a reducir las tasas de accidentes.

    La Unión Europea modifica la ley para permitir funciones de conducción autónoma de nivel 3 y sucesivos

    Así, ahora se suman dos más iguales de interesantes: el detector de falta de atención y fatiga, y el limitador de velocidad inteligente en todos los vehículos nuevos, dos medidas que pretende rebajar todavía más las cifras de accidentes, una intención refrendada por Timo Harakka, Ministro de Trabajo de Finlandia, señalando que "Estas nuevas reglas nos ayudarán a reducir significativamente el número de muertes en carretera y lesiones graves en las carreteras de la UE".

    También se estudia cómo instalar un dispositivo alcoholímetro, como el que inmovilizador anti-alcohol y antidrogas de Volvo, una medida a la que no se ha sumado ningún fabricante más. Ambas soluciones fueron solicitadas en 2018 y aprobadas ahora, pero con las que la Comisión Europea espera evitar 25.000 muertes y 140.000 lesiones graves y aumentar la seguridad vial.

    Europa ha dado luz verde a una modificación de la leya para que los fabricantes instalen un dispositivo de grabación de información, una caja negra de las utilizadas en aeronáutica que recoja todos los datos, especialmente ahora que los vehículos cuentan con más asistentes y ayudas a la conducción, un cambio que allana el camino para la tecnología que viene, funciones de conducción autónomas más avanzadas.