¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Lamborghini Polo Storico restaura el Minardi Lamborghini M191B de 1992

    9

    El departamento de clásicos de Lamborghini, Polo Storico, ha restaurado uno de los monoplazas de Fórmula 1 que llevaron sus motores V12 en la máxima catogoría del automovilismo deportivo, el chasis #003 del Minardi Lamborghini M191B, que compitió en la temporada 1992.

    Este es uno de los monoplazas que empleó motores de la marca en los 90.

    El departamento de vehículos históricos de la firma de Sant’Agata Bolognese, Lamborghini Polo Storico, ha presentado uno de sus último trabajos, y no se trata de ninguno de los biplazas de motor central o Gran Turismos clásicos a los que nos tienen acostumbrados, sino de un monoplaza de Fórmula 1, el Minardi Lamborghini M191B de la temporada 1992 de F1.

    Aunque no podemos decir que el paso de la marca italiana por la Fórmula 1 fuera uno de los capítulos más brillantes de su historia, fabricar un motor de F1 no deja de tener su mérito, sobre todo teniendo en cuenta la nula experiencia de la marca en esas lides.

    La estancia de Lamborghini en el Gran Circo fue corta pero intensa. Además de competir como constructor en 1991, temporada en la que solo corrió 6 Grandes Premios con un un séptimo puesto como mejor resultado, la marca italiana compitió como motorista desde 1989 hasta 1993. En solo 5 años fue proveedor de motores (cuando todavía se llamaban motores y no simples UP) de nada menos que 7 equipos, entre los que destacan Ligier, Lotus, Lola, Larrousse o Minardi, como es el caso del chasis que aparece en estas imágenes.

    El nombre de Chrysler aparece encima de Lamborghini.

    Este monoplaza cuenta con el número de chasis 003 y fue empleado en las 4 primeras carreras de la temporada 92, aquella en la que Nigel Mansell y su Williams Renault FW14 dominaron con mano de hierro. Minardi decidió emplear un híbrido del modelo de la temporada anterior a inicios de la temporada porque el nuevo chasis aún no estaba listo, de ahí que adaptaran el 191 empleado el año anterior y que había contado con otro motor, durante las carreras iniciales, ya con el motor Lamborghini.

    En aquellos momentos Lamborghini pertenecía a Chrysler, que fue quien realmente puso el dinero sobre la mesa. De ahí que los bloques V12 3512 de 3.5 litros lucieran también el nombre de Chrysler. En muchas ocasiones llamados motores Chrysler Lamborghini. La mejor calificación de uno de estos motores fue una quinta plaza y el mejor resultado un tercer puesto, de Aguri Suzuki sobre un Lola 90 en el Gran Premio de Japón de 1990.

    Los pobres resultados hicieron que Lamborghini abandonara el proyecto de la F1, aunque la experiencia y el personal de esta iniciativa fue empleada poco después por la marca y fue, en parte, transferida a la calle, en modelos como el Diablo SE30 Jota, la versión más potente de la historia de este modelo y que fue creada por Lamborghini Engineering, la división de la marca destinada anteriormente a desarrollar los motores empleados en la F1 y que ahora conocemos como Squadra Corse.

    El monoplaza ha sido restaurado por completo.

    Como es habitual en todos los trabajos de esta división, se ha contado con materiales y procedimientos acordes con el modelo y la época a la que pertenece, de ahi que para restaurar este ejemplar de Minardi, Lamborghini Polo Storico ha contado con la colaboración de personal de la propia Lamborghini Engineering y Minardi.

    Lamborghini Polo Storico restaura el Minardi Lamborghini M191B de 1992