¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GNC y eléctricoLlegan a España los Mercedes Clase B más ecológicos

12

El fabricante ha anunciado los precios para el mercado español de nuevas versiones de la Clase B, líderes en bajas emisiones. Y no, no hablamos de Diesel. Aunque de momento no son nada asequibles, suponen pasos en la dirección de una movilidad más limpia, con la que Mercedes hace años se ha comprometido.

La Clase B se renovó a finales del año pasado con motores gasolina y diésel, pero además, llegan las versiones eléctrica y de gas natural comprimido. Más caros de adquirir, pero más económicos en el largo plazo. El Clase B eléctrico cuesta 43.000 euros y el Clase B adaptado a GNC (basado en el B 200) 32.825 euros.

Más adelante se llamarán B 200 c (gas) y B 200-250 e (eléctrico)

Empezamos por la versión eléctrica, que es una alternativa al BMW i3. Cuenta con un conjunto motor-batería de origen Tesla, con una capacidad de 28 kWh y una autonomía homologada de 200 kilómetros. Los tiempos de recarga son entre 3 horas (trifásica, 400 voltios y 16 amperios) y 12 horas con un enchufe convencional (monofásica, 230 voltios y 10 amperios).

El fabricante asegura que en un ciclo de vida de 160.000 km, incluyendo la fabricación, el Clase B Electric Drive ahorra un 24% de emisiones de carbono respecto al B 180 de gasolina, considerando el "mix" de producción eléctrica de la UE. Si hablásemos de electricidad renovable, el ahorro llegaría al 64%, ¡mucha diferencia!

La versión eléctrica es más cara que el BMW i3, pero es "más coche". A diferencia del BMW i3 REX, no tiene ni puede tener un motor generador auxiliar

Un eléctrico muy versátil

El Clase B Electric Drive cuenta con un motor de 180 CV, que puede alcanzar 100 km/h en solo 7,9 segundos, y 340 Nm (equivale a un Diesel de 150 CV) de par máximo desde 0 RPM. La potencia se limita en función del programa de conducción, para alargar la autonomía:

  • Modo E+ (Economy Plus): para uso habitual, el motor da 88 CV y 110 km/h de punta, a menos que pisemos el acelerador a fondo, dando las máximas prestaciones
  • Modo E (Economy): se disponen de 134 CV de potencia salvo que aceleremos al máximo
  • Modo S (Sport): el motor da su máxima potencia

No tiene tubo de escape, es de emisiones locales cero

Opcionalmente, la autonomía puede mejorar con un extra, el RANGE PLUS. Añade en el volante levas para controlar el nivel de retención del motor. Además, en combinación con el radar frontal, hace ajustes automáticos para mejorar la recarga de energía o circular en punto muerto (conducción a vela).

Salvo por la instrumentación (adaptada a un coche eléctrico), es como conducir un Clase B automático cualquiera

Además, el dueño tendrá la opción de ganar 30 km de autonomía adicional, forzando a las baterías a cargarse más, lo que afecta a largo plazo a la vida útil de las mismas. Visto de un modo más fácil, normalmente las baterías no se llenan, para aumentar su vida útil. De esta forma, las llenamos un poco más.

Como todo modelo eléctrico, cuenta con una instrumentación específica, en la que desaparece el clásico cuentarrevoluciones o tacómetro. En cambio, se tiene un medidor de potencia, y dos indicadores: capacidad útil de batería (empeora con los años) y carga restante.

Por debajo de 30 km/h, se puede instalar un sistema de sonido externo que pone sobre aviso a los peatones, ya que el Clase B eléctrico es muy silencioso. La capacidad del maletero permanece invariable respecto a un Clase B gasolina o diésel, ya que se diseñó adrede para dejar espacio para las baterías bajo el piso.

El gas natural es muy barato, menos de 1 euro/kg. Ahorra un 50% en combustible usando gas en vez de gasolina. Puede repostar en cualquier lado gasolina, y GNC en unos 50 surtidores

Clase B Natural Gas Drive

Cambiamos de tercio, y nos vamos al modelo de gas natural comprimido (GNC), no confundir con GLP. El depósito de gasolina se reduce hasta 12 litros, para salir de un apuro, y recibe depósitos de gas presurizados y blindados. Con un consumo de 4,2-4,3 kg de gas cada 100 km, Mercedes nos habla de una autonomía de unos 500 kilómetros.

Se conduce como un B 200 de gasolina, pero por mucho menos dinero, y contamina muy poco

Pasando esas unidades a dinero, son menos de 4 euros cada 100 kilómetros, mejor que cualquier motor Diesel de la gama. Además, llenarlo cuesta poco más de 20 euros. La pega es que hay unos 50 puntos de repostaje repartidos por el país. Fuera de esa cobertura, habrá que echar gasolina cada 200 kilómetros, más o menos.

El motor es el mismo que el B 200, pero con una adaptación para usar gas. Rinde 156 CV de potencia, alcanza 200 km/h y acelera a 100 km/h en 9,2-9,3 segundos. Se ofrece tanto con cambio manual de seis velocidades como un automático (7G-DGT) de siete marchas y doble embrague robotizado.

Los depósitos de gas están alojados bajo el piso y tampoco quitan espacio al maletero. El de gasolina tiene menor capacidad, 12 litros

Existiendo este modelo, el B 200 CDI pasa a no tener sentido, obviando la facilidad de repostar. Solo hay 2.000 euros de diferencia y se amortiza relativamente rápido.

Noticias relacionadas

Llegan a España los Mercedes Clase B más ecológicos
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto