¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    M-Sport se despide del Ford Fiesta WRC en el Rally de Monza

    M-Sport se despide del Ford Fiesta WRC en el Rally de Monza
    M-Sport ha vivido una temporada 2021 realmente decepcionante al ser casi un año de transición.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    Gus Greensmith y Adrien Fourmaux pilotarán los dos Ford Fiesta WRC del equipo M-Sport en el Rally de Monza.

    El objetivo para ambos es terminar con buenas sensaciones la era World Rally Car, esperando un 2022 más positivo.

    M-Sport asumió desde principios de 2021 que la última temporada de los World Rally Cars era un año de transición. La necesidad de destinar todos los recursos al desarrollo del nuevo Ford Puma Rally1 híbrido ha provocado que el rendimiento del equipo haya bajado notablemente, sin que el Ford Fiesta WRC haya sido un rival real para los coches de Toyota y Hyundai. Dentro de este escenario, Gus Greensmith y Adrien Fourmaux han completado una temporada casi de aprendizaje y preparación para competir con el 'Rally1' del equipo en 2022. Mientras tanto, el preparador se ha reforzado con Craig Breen y trabaja en incorporar también a Sébastien Loeb.

    Gus Greensmith ha cuajado una temporada sólida dentro de las posibilidades que ofrece el Ford Fiesta WRC del que ahora se despide. El objetivo en Monza, intentar acercarse a su mejor resultado del año, el cuarto puesto logrado en Kenia: «El Rally de Monza es una prueba muy interesante gracias a la combinación de tramos que tiene. Hay especiales en las montañas y otras en el circuito. Son muy distintas entre sí. El Ford Fiesta WRC ha demostrado que puede ser muy rápido en asfalto, así que nuestro objetivo es lograr un buen resultado para despedirnos del coche».

    Por su parte, el francés Adrien Fourmaux espera cerrar el año con una buena actuación tras no tener el mejor fin de semana posible en el Rally RACC de Catalunya: «Es el momento de cerrar el año con un buen resultado y pasar página tras lo sucedido en España. El Rally de Monza es una prueba que se aleja de lo que tenemos habitualmente, con tramos en el circuito y otros en la montaña. El año pasado terminé cuarto dentro de la categoría WRC2, por lo que será mi primera experiencia allí con el Ford Fiesta WRC. Ojalá podamos tener un buen ritmo en el final de temporada».

    Fotos: Red Bull Content Pool