¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Mansory Siracusa, la preparación del Ferrari 458 Italia más extravagante

    5

    Mansory no ha faltado en el Salón del Automóvil de Ginebra con su modelo más impactante, el Siracusa. Realizado sobre la base de un Ferrari 458 Italia, el resultado es muy llamativo y personal como era de esperar.

    Mansory es un preparador especializado en coches de lujo pero con el que siempre que presenta uno de sus coches tuneados nos echamos a temblar ya que una cosa está garantizada en todos sus trabajos: una estética muy personal que la amas o la odias. Esta vez, el modelo que ha pasado por sus manos ha sido el Ferrari 458 Italia y el resultado recibe el nombre de Mansory Siracusa.

    Con el coche italiano, nuestros temores se ven nuevamente confirmados. Con un color amarillo nada discreto, el 458 Italia planteado por Mansory destaca por sus numerosos aditamentos aerodinámicos en el parachoques delantero y faldones laterales. Cuando llevamos nuestra vista hasta la zaga podemos ver abundantes elementos que recargan el otrora ligero diseño original del modelo de Maranello.

    Todos realizado con excelente cuidado y los mejores materiales, eso sí. La fibra de carbono invade numerosas partes de la carrocería y tienen su efecto en una reducción de peso de 70 kilos con respecto al 458 Italia de serie. La aerodinámica también ha sido optimizada gracias a diferentes elementos éntrelos que destacan el gran alerón, el difusor posterior y la cubierta de la luneta trasera.

    Por dentro, el habitáculo mantiene las tonalidades del exterior y el amarillo y el negro están muy presentes. Por supuesto, no falta el cuero, el ante y los elementos de fibra de carbono además de un pedalier de aluminio.

    También el motor V8 ha sufrido algunos ajustes lo que ha permitido extraer 20 CV más que el modelo de serie. Ahora son 590 CV y 560 Nm de par máximo los que mueven al Mansory Siracusa, que también mejora sus prestaciones: necesita sólo 3,2 segundos para pasar de 0 a 100 km/h mientras que su velocidad máxima se sitúa en 330 km/h.

    El aumento prestacional trae de la mano una mejora en las suspensiones -que rebajan 20 mm el conjunto- y también en el calzado: llantas de 20 pulgadas en el tren delantero y 21 en el trasero, con neumáticos Michelin Pilot Sport 2 de altas prestaciones.

    Fuente: Motor Authority

    Mansory Siracusa, la preparación del Ferrari 458 Italia más extravagante
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto