¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los Mercedes Clase S y EQS estrenan el sistema autónomo Drive Pilot

    Los Mercedes Clase S y EQS estrenan el sistema autónomo Drive Pilot
    Mercedes «Drive Pilot»Mercedes
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    Mercedes es uno de los primeros fabricantes en disponer de autorización para instalar funciones de conducción autónoma de nivel 3 en sus modelos. La marca de la estrella ya ha comenzado la venta del sistema opcional «Drive Pilot» en Alemania, que no es nada barato.

    Mercedes se adelanta a la competencia más directa arrancando la comercialización, por ahora solamente en Alemania, de su sistema de conducción autónoma «Drive Pilot». La firma de la estrella ha superado de largo a BMW que tenía previsto hacer debutar las funciones autónomas de nivel 3 en su primer SUV eléctrico a finales del pasado año, pero estos planes se le torcieron tanto que dieron a las al máximo rival.

    Tanto, que Mercedes puede presumir de ser el primer fabricante europeo que tiene permiso para implantar este sistema en sus modelos, razón por la que ha iniciado el lanzamiento de este sistema a bordo de dos de sus modelos más lujosos: el Clase S y el EQS son los primeros que ya pueden contar con él, bajo pedido y solamente instalable en fábrica, incluyéndose en el apartado de equipamiento de los configuradores a partir del próximo 17 de mayo.

    Mercedes «Drive Pilot»
    Mercedes «Drive Pilot» es el nombre de las funciones de conducción autónoma de nivel 3

    Mercedes «Drive Pilot» te librará de conducir en atascos

    Gracias a la homologación internacional SAE, las dos lujosas berlinas podrán asumir la conducción en situaciones específicas de tráfico denso y hasta una velocidad máxima de 60 km/h, siempre con la supervisión permanente del conductor, que debe estar en disposición para tomar el control cuando el sistema lo requiera. En esta condición especial, «Drive Pilot» se encarga de regular la velocidad, la distancia con los vehículos precedentes y el comportamiento dentro del carril, siendo capaz de acelerar, frenar y realizar esquivas cuando sea necesario.

    Todo gracias a la información de posicionamiento del sistema de navegación y los datos proporcionados por los sensores de radar, LiDAR y las cámaras, cabiendo destacar que el sistema solamente funciona de día. Además, el sistema avisa al conductor para que tome lo mandos y, en caso de no hacerlo, inicia la correspondiente parada de emergencia en el arcén.

    El nuevo equipamiento debuta en la lujosa berlina de combustión, así como también en las versiones híbridas enchufables. En este caso, el opcional costará a los clientes más exquisitos 5.000 Euros, y algo más en el caso del equivalente en la gama de eléctricos, que deberán abonar 7.430 Euros por el «Driver Assistance Package Plus». En el resto de Europa, el sistema estará disponible conforme la legislación de los países lo permita.