¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La norma Euro 7 obliga a Mercedes a recortar la gama de versiones mecánicas

    La norma Euro 7 obliga a Mercedes a recortar la gama de versiones mecánicas
    Detalle del motor V8 biturbo de 4.0 litros del Mercedes-AMG GTMercedes-AMG
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    El retiro de los modelos de Mercedes con motor V8 en Estados Unidos no es una casualidad, sino que la marca de la estrella ya avisó hace tiempo de recortes. La realidad es que la marca de la estrella ha confirmado su radical transformación en una marca de eléctricos en 2030, para lo que necesita cumplir con las exigentes normas de emisiones a nivel mundial, especialmente la Euro 7.

    La norma de emisiones Euro 7 entrará en vigor en 2026. Para entonces, los límites de emisiones promedio de CO2 serán mucho más estrictos, rebajados prácticamente al nivel de los híbridos enchufables. Una medida para obligar a los fabricantes al abandono de la combustión y a su transformación en marcas de coches eléctricos, ni híbridos. Mercedes ya ha anunciado que su gama de modelos será de cero emisiones en 2030, pero hasta entonces agotará todo lo que pueda los modelos de combustión.

    Y es que el propio fabricante lo ha señalado, apuntando que los seguirán vendiendo mientras los clientes los demanden. Eso sí, sin desarrollar nuevos motores de gasolina o diésel para cumplir con la norma Euro 7, más restrictiva que la americana. Este es el motivo principal por el que los modelos V8 han desaparecido en el mercado al otro lado del Atlántico, pues la firma trabaja con varios frentes tecnológicos abiertos para rebajar al máximo las emisiones de CO2.

    Foto Mercedes GLS 580 4MATIC - exterior
    Modelos como el Mercedes GLS con motor V8 no se venderán en Estados Unidos hasta nueva orden

    Markus Schäfe ha apuntado que «Reduciremos el número de versiones, pasando por Euro 7, en aproximadamente un 50%. Con el futuro AMG C 63 cambiaremos de un V8 a un cuatro cilindros híbrido enchufable, por lo que la transformación está a punto de comenzar». Sin embargo, no cabe duda de que se trata de una decisión muy radical la de retirar la oferta de los V8, ya que no está exenta de perder dinero, porque los pedidos ya realizados también se han metido en el mismo saco y se desconoce cuándo serán entregados.

    A pesar de eliminar versiones, queda por resolver cómo la marca reducirá las cifras en las que queden a la venta. El «Consorcio Europeo para Coches de Emisiones Ultra bajas», un organismo de la Comisión Europea, ha dado algunas pinceladas de las tecnologías que se pueden equipar, señalando concretamente los super-catalizadores de múltiples etapas, que no especifican para qué tipo de combustible en concreto pero apunta a los diésel con varias inyecciones de AdBlue.

    Al mismo tiempo, para los motores de gasolina se proponen un catalizador eléctrico calentado, catalizadores dobles de tres vías, un filtro de partículas y un catalizador de deslizamiento de amoníaco. Ninguna de ellas suena barata, precisamente, aunque el primero sí que nos suena mucho más. Es uno de los sistemas de purificación de gases que se ha montado en el nuevo Mercedes-AMG ONE, el hypercar híbrido enchufable.

    Fuente: Motor1