¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarJuan Pablo Montoya lucirá una decoración homenaje a Peter Revson en la Indy 500

    Vista cenital del vehículo que Montoya estrenará mañana en los testIndyCar Media

    El piloto colombiano, que regresa a la prueba cuatro años después, llevará el mismo número y colores que el malogrado estadounidense.

    Revson acabó segundo con McLaren en 1971 desde la pole tras pulverizar el récord de la prueba, tres años antes de su muerte en un Fórmula 1.

    Será la primera vez en tres décadas que un IndyCar lleve el 86.

    Cuatro años después de su última participación en la prueba, Juan Pablo Montoya busca que su sexta presencia en las 500 millas de Indianápolis no sea simplemente una nota a pie de página. El colombiano de 45 años buscará utilizar su contrastada experiencia para aspirar a una histórica, si bien difícil, tercera victoria de la mano de McLaren SP, un equipo que busca hacer honor al legado de su nombre en la cita americana. Su último guiño a esa historia tiene a Montoya como protagonista.

    El equipo británico desveló a principios de esta semana la decoración que el versátil piloto de Bogotá lucirá en mayo, y que se podrá ver por primera vez en pista esta semana durante el test abierto en Indianápolis del jueves y viernes. El coche conmemora el 50 aniversario de la pole de Peter Revson en la Indy 500 de 1971, destruyendo el récord de la pista al volante de un McLaren M16A pese a un tardío cambio de motor. Aquel era el segundo intento del afamado equipo en esta prueba, y el primero desde que Bruce McLaren perdiera la vida en junio del año anterior.

    De ese modo, Montoya lucirá el número 86 que Revson llevó aquel año, en el que terminó segundo en carrera ante el dominante Al Unser. Siguiendo el patrón de diseño del equipo este año, el naranja papaya está presente en el frontal, la cubierta motor y el Aeroscreen, pero el color complementario de la decoración será el blanco, el único otro color en la decoración original de Revson (alrededor del número), y que será claramente diferenciable del negro de Pato O'Ward o el azul de Felix Rosenqvist. A su vez, McLaren ha confirmado también queMontoya participará también en el Gran Premio de Indianápolis en el trazado rutero, como preparación para la gran prueba.

    Revson, que había competido dos veces con anterioridad en la Indy 500, lo intentó dos veces más con sendos abandonos tempranos, aunque repitió primera fila en 1972. El hijo del fundador de los cosméticos Revlon compitió de forma esporádica en los monoplazas americanos, con 17 carreras y un triunfo en el rutero de Indianapolis Raceway Park en 1969 por delante de Mario Andretti. Su trabajo principal lo desempeñaba en los sportscars de la Trans-Am y la Can-Am, en la que arrasó en el mismo 1971 de su gran Indy 500, logrando que McLaren le llevase a una Fórmula 1 en la que ya había tenido un debut poco exitoso en 1964.

    En sus dos años completos, Revson terminó quinto en la general, con dos victorias en el segundo (Gran Bretaña y Canadá), pero McLaren prescindió de sus servicios en pos de un Emerson Fittipaldi que les llevaría al título mundial. En su tercer evento con el equipo Shadow, encontró la muerte tras un fallo en la suspensión en el circuito sudafricano de Kyalami. Su coche se accidentó a gran velocidad contra un guardarrail en el que la sección superior no cedió, causando la muerte en el acto del piloto neoyorkino un 22 de marzo de 1974, año y medio antes del nacimiento de Montoya.

    Será la primera vez que un 'Indy Car' lleve el número 86 en tres décadas, desde que el equipo Bayside Disposal Racing lo empleó entre 1989 y 1991, siendo Jeff Andretti el último piloto en lucirlo. En las 113 carreras en las que un coche con este número ha competido desde 1948, nunca se logró una victoria con él, siendo el segundo lugar de Revson el mejor resultado. Gordon Johncock acabó tercero en Trenton al año siguiente con ese número en el coche gemelo de Revson, pilotado en la misma Indy 500 por el campeón del mundo de 1967, el neozelandés Denny Hulme.

    Fotos: IndyCar Media