¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Me pueden multar por llevar un escape no homologado?

    El nivel de ruido es el mayor problema, en términos legales, de un sistema de escape.

    Un escape no homologado te puede suponer una multa por exceso de ruido. El importe variará según la medida en que superes los 87 dB de ruido máximo permitido. Pero además te dará problemas para pasar la ITV, e incluso puede anular coberturas de tu póliza de seguro.

    El sistema de escape, en caso de que lo cambies con respecto al original que llevase tu modelo de coche, puede darte varios problemas distintos. Hay que considerar que esté homologado, o no lo esté, y a partir de ahí tener en cuenta ciertas variables como por ejemplo el nivel de ruido que produzca. Sí, te pueden poner una multa, además de que puedes tener problemas tanto con la ITV como incluso con tu seguro.

    A nivel legal, tu coche solo puede llegar hasta los 87 dB de ruido máximo. En un coche es complicado que detecten un escape no homologado en circulación, salvo que se haya cambiado la línea completa o llevemos un 'recto', que son más fáciles de detectar. Así que lo habitual es que las multas por escapes no homologados se den por niveles de ruido excesivos.

    Ciertas modificaciones sobre el escape se consideran una 'reforma de importancia' que debe ser homologada.

    Un sonómetro y una multa variable por un escape no homologado en el coche

    Con un sonómetro se puede medir el nivel de ruido que hace el vehículo y, si supera el máximo de 87 dB, que suele ocurrir en los escapes no homologados, efectivamente nos aplicarán una multa variable, con el siguiente importe:

    • 90 euros por superar hasta en 4 dB el máximo legal de 87 dB.
    • 300 euros por superar hasta en 7 dB el máximo legal de 87 dB.
    • 600 euros por superar en más de 7 dB el máximo legal de 87 dB e inmovilización.

    La anterior será la multa que nos pondrán si nuestro vehículo hace más ruido del debido y, como avanzábamos, es lo habitual con sistemas de escape no homologados para coche. En caso de cambiar un componente del sistema de escape que sirva como reemplazo y esté homologado, no tendrá que constar en ficha técnica. En caso contrario, se considera una reforma de importancia y sí tendrá que homologarse con el correspondiente proyecto, cambio en ficha técnica y paso por ITV.

    En la ITV, como sabrás, se miden los niveles de emisiones del sistema de escape y también el nivel de ruido. Y atendiendo a los baremos legales que anteriormente exponíamos, podemos tener problemas para pasar la ITV si no se cumple con las especificaciones que se requieren y se detecta un componente no homologado considerado como una reforma de importancia.

    Pero además de que un sistema de escape no homologado nos puede propiciar una multa por ruido excesivo, y de que pueda darnos problemas para pasar la ITV, hay una circunstancia adicional a tener en cuenta y tiene que ver con el seguro. Puede darse que, en caso de accidente de tráfico, la aseguradora no aplique las coberturas previstas en la póliza por la instalación de componentes no homologados, en tanto que se pueda justificar que alteran la seguridad del vehículo.