¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Neumáticos que no se pinchan: cuáles podemos comprar y cuáles vendrán

    La tecnología avanza y el futuro es prometedor en materia de neumáticos.

    Uno de los principales inconvenientes que plantean los neumáticos es su tendencia a sufrir pinchazos o reventones a consecuencia de la dureza con la que son tratados. Piedras, residuos, bordillos, baches… todos ellos hacen que sufran constantemente.

    Uno de los principales enemigos del conductor es el pinchazo o el reventón, que suele aparecer tarde o temprano a consecuencia de un descuido o simple mala suerte. No es raro que nos encontremos con un clavo o tornillo atravesando la banda de rodadura o calcular mal a la hora de aparcar o girar en una calle, con el consiguiente impacto en la rueda.

    Del mismo modo, tampoco es extraño que nos ‘comamos’ un bache o un socavón en una carretera o calle mal conservada. Al final, los neumáticos son los que sufren las mayores consecuencias y no cabe duda de que una de las principales tareas de un conductor es aprender a cambiar una rueda o reparar un pinchazo, porque tarde o temprano llegará el momento.

    Neumáticos RunFlat

    Los fabricantes de vehículos y neumáticos son conscientes de todo ello, por lo que llevan años investigando métodos y tecnologías que permitan minimizar los pinchazos o, incluso, acabar con ellos.

    La más común y extendida en la actualidad es la tecnología RunFlat, que comenzó a desarrollarse en 1986 gracias a Bridgestone y General Motors, que equiparon al Porsche 959 y al Chevrolet Corvette respectivamente con este tipo de neumáticos.

    Los neumáticos RunFlat cuentan con flancos reforzados.

    Un neumáticos RunFlatcuenta con flancos reforzados que permiten que, en caso de pinchazo, la estructura del neumático mantenga su forma original durante un tiempo determinado.

    Por tanto, en realidad el neumático RunFlat sí se pincha, pero no pierde su forma rápidamente. Ahora bien, el refuerzo de los flancos aguantará sólo durante un periodo aproximado de entre 80 y 150 kilómetros y a una velocidad no superior a los 80 km/h, dependiendo del modelo utilizado.

    Para que el conductor sepa si ha pinchado y tiene que respetar estas particularidades, los neumáticos Runflat cuentan con una tecnología de monitorización denominada TPMS (Tire Pressure Monitoring System), que controla la presión y avisa al conductor cuando se produce pérdida de la misma.

    En resumen, las ventajas de un neumático RunFlat son las siguientes:

    • Evitan pinchazo rápido y reventón
    • Evitan pérdida de control del vehículo
    • Pueden repararse como cualquier otro neumático

    Por otro lado, también presentan algunos inconvenientes:

    • Son más caros
    • Son más pesados
    • Penalizan el consumo
    • Aunque es posible, los fabricantes no recomiendan su reparación
    • Necesitan llantas específicas para neumático RunFlat

    Hankook iFlex

    Durante los últimos años, numerosas marcas han investigado un modo de crear neumáticos sin aire, lo que obviamente haría imposible un pinchazo. La marca surcoreana presentó en 2015 el neumático iFlex, que prescindía de la estructura tradicional de neumático para, en su lugar, utilizar una estructura formada por tres elementos principales: el esqueleto central, un panal de poliuretano y una banda de rodadura, todo ello unido en un todo que forma el neumático.

    Así son los Hankook iFlex.

    Aunque el iFlex sigue sin fabricarse a gran escala seis años después, en el momento de la presentación Hankook aseguró que era reciclable en un 95% y que eliminaba los pinchazos, aportando flexibilidad y resistencia, además de una reducción del consumo de combustible y un notable incremento de su durabilidad.

    Bridgestone Air Free

    La firma japonesa anunció en 2011 la realización de un proyecto denominado Air Free que estaba destinado a crear un neumático sin aire que eliminara la necesidad de ser inflado y, por tanto, de hacer frente a los pinchazos.

    El neumático Air Free de Bridgestone podría estar disponible para turismos y bicicletas.

    En esencia, este neumático utiliza una estructura única formada por radios flexibles que unen la banda de rodadura y el anillo interior, proporcionando flexibilidad y rigidez en su justa medida. De momento, tampoco ha sido lanzada al mercado.

    Michelin X Tweel

    La creación de la marca francesa sigue un concepto similar al del Bridgestone Air Free, pues se sirve de una estructura central de radios deformables de poliuretano que permiten dotar al neumático de la rigidez y flexibilidad adecuadas.

    El X Tweel, desarrollado para maquinaria agro-industrial.

    La diferencia es que Michelin ha desarrollado este tipo de tecnología exclusivamente para maquinaria industrial y agrícola, pero no para turismos y demás vehículos destinados al transporte de personas y/o mercancías.

    Michelin / General Motors Uptis

    Y es que para eso está el UPTIS (Unique Puncture proof Tire System), desarrollado conjuntamente con General Motors. El principio básico es el mismo y ya se está probando en el Chevrolet Bolt EV y en otros modelos con la intención de lanzarlo al mercado definitivamente en 2024.

    ¿Será el UPTIS el primero en llegar al mercado? Eso quieren Michelin y General Motors.

    Según Michelin, el UPTIS permitirá que los automovilistas viajemos más seguros, reducir el tiempo de inactividad relacionado con los pinchazos para profesionales y propietarios de flotas y ahorros considerables para el medio ambiente, al utilizar menos materias primas para fabricar neumáticos.