¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las baterías de los coches eléctricos de Opel se repararán en un centro especial

    Taller de baterías de Opel en la fábrica de Russelheim, AlemaniaOpel

    Hasta cinco modelos eléctricos cuenta Opel en su gama, una oferta que se extenderá con cuatro más a finales de año. Casi una decena y una gran experiencia que la firma del rayo ha aprovechado para inaugurar un centro de baterías que recibirá los dispositivos de carga de toda Europa para su manipulación y restauración.

    Nada menos que cinco eléctricos se cuentan en la gama de Opel. La firma se estrenó con una nueva generación de modelos y el Corsa-e, el utilitario más eficiente. La oferta se ha extendido también a crossovers, modelos comerciales puros y transformados en polivalentes monovolúmenes estrenados en 2020 y que se están poniendo a la venta durante 2021.

    Desde el Mokka-e hasta el Zafira-e Life, pasando por los Combo-e y Vivaro-e, la firma alemana contará con un total de 9 eléctricos a finales de año, por lo que se cumplirá el ansiado objetivo del plan estratégico PACE! con un modelo con un sistema de propulsión electrificado por cada segmento en 2024. Una gama de cero emisiones que cuenta con una potente batería de entre 50 y 75 kWh que proporciona autonomías máximas de hasta 320 kilómetros con una sola carga.

    Los empleados de Opel en Russelheim, Alemania, están capacitados para manejar las baterías de alto voltaje

    La central de Opel en Alemania será la responsable de reparar las baterías dañadas de coches eléctricos

    La firma acaba de inaugurar en el recinto de Rüsselsheim un espacio específico para las baterías. El conocido como «Centro de renovación de baterías» es una instalación para dar una respuesta inmediata a los clientes cuyos coches eléctricos se encuentran en los servicios oficiales pendientes reparaciones en las baterías. La marca ha señalado que la tasa de defectos en sus baterías de iones de litio es muy baja. Menos de un centenar en coches eléctricos con más de 10 años a cuestas.

    La marca ha implementado un nuevo sistema de postventa, de manera que una batería averiada será enviada directamente a Rüsselsheim para que los especialistas de este centro especial la manipulen e investiguen las causas que han derivado en la avería, a la vez que se enviará una batería de repuesto a los concesionarios. Los servicios oficiales no abrirán la batería. De esta forma, el vehículo no quedará fuera de servicio por mucho tiempo. La experiencia del fabricante alemán en este campo apunta más a fallos en la unidad de control que en células defectuosas.

    Si este último fuera el caso, La marca alemana procederá al cambio de las unidades dañadas, utilizando la batería reparada como de repuesto. Opel ha confirmado que utilizará estas baterías como repuestos reacondicionados que, con garantía del fabricante, serán ofrecidas a los clientes a la hora de sustituir la batería, loque rebajará enormemente el coste de la reparación.