¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Peugeot pagará su deuda con Iran-Khodro

En 2012, Peugeot abandonó apresuradamente el mercado iraní debido a la imposición de sanciones contra el régimen teocrático. La producción se va a reanudar en 2017, una vez se han levantado las sanciones, pero Peugeot tiene que compensar a sus socios por la desbandada.

Ahora mismo Irán es uno de los últimos mercados "vírgenes" del mundo, tras el aislamiento al que se ha visto sometido el país desde que los islamistas conquistaron el poder en 1979. El país se vuelve a abrir al mundo y a las multinacionales, y el segundo sector más importante es el automóvil, después del petróleo.

Peugeot tenía relaciones con Irán hace pocos años, era su segundo mercado más importante, y llevaban colaborando medio siglo. Cuando la marca francesa se retiró del país, se estaban fabricando modelos un poco añejos, como el 405 (Peugeot Pars/Safir) o el 206, ya que los requisitos técnicos de ese país son muy laxos y sirven productos obsoletos. Y aún se fabrican.

Al irse Peugeot, la marca del león perdió el 10% de sus entregas mundiales, pero también fue un palo para sus socios iraníes. PSA le debe a IKCO -o Iran-Khodro- 427,6 millones de euros, en compensación por haber abandonado a sus socios. Por otra parte, Peugeot, como empresa francesa, no tenía mucho margen de maniobra.

El director gerente de IKCO anunció ayer el desglose de dicha compensación. En vez de cobrarlo todo en efectivo, Peugeot compensará a sus socios reduciendo el precio de cada licencia (de 100 a 30 euros por coche), 25 millones en repuestos, una cadena de montaje para el Peugeot 207, descuentos, se perdonarán deudas pendientes, etc.

A partir de 2017 volverán a salir a la calle modelos producidos en Irán, como el 208, 2008 o 301, reemplazando la obsoleta gama de producto actual. Quieren producir 200.000 coches cada año, principalmente con componentes de origen local, y con un 30% de la producción destinada a la exportación.

Por Irán circulan unos 4 millones de Peugeot

En 2012 Peugeot contaba con la mayor cuota de mercado del país para un fabricante extranjero. Es, por tanto, el fabricante mejor posicionado para reconquistar el país persa, muy poblado y con un elevado potencial de crecimiento en lo puramente automovilístico.

A pesar del desembolso, Peugeot considera que el acuerdo con sus antiguos socios es beneficioso para ambas partes. Al margen de eso, Irán es todo un filón. Fijaos en el gráfico. El país persa tenía un gran potencial que se cortó en seco en 2012 debido a las sanciones. De hecho, en 2011 Irán fue el decimotercer fabricante por volumen.

Con 77 millones de habitantes, una clase media emergente y una edad media del parque móvil que puede llegar a los 25 años, existe un alto potencial de ventas por reemplazo y como primer coche. Otros fabricantes están negociando su regreso o implantación, como Renault, Mercedes-Benz, Volkswagen o Fiat.

Solo con la demanda local de coches, merece la pena fabricar en Irán, y hay que tener en cuenta que hay aranceles de importación para los coches fabricados fuera. Por eso se solían mandar desmontados desde el exterior, y terminar el ensamblado dentro del país, se importaban como componentes.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto