La plataforma MQB de Volkswagen: una base mecánica con un futuro más allá de 2030

Nació en 2012 y se creía que iba a ser el estandarte tecnológico del grupo para albergar cualquier tipo de tecnología de propulsión, pero análisis internos de la marca han podido verificar que para la electrificación se creía que iba a ser el estandarte tecnológico del grupo para albergar cualquier tipo de tecnología de propulsión, pero análisis internos de la marca han podido verificar que para la electrificación.

Una plataforma modular para cualquier tipo de modelo, desde el segmento B hasta el D. Así es la MQB de Volkswagen

Hace cinco años, Volkswagen anunció su nueva plataforma modular: la famosa MQB para todas las marcas del grupo que desarrollaran modelos con motor transversal, una arquitectura que permitiría desarrollar todos los modelos de la propia alemana -excepto el Touareg y el Phideon- más toda la gama de SEAT y Skoda, incluidos los compactos de Audi.

Esta arquitectura nacía muy ambiciosa, tanto que el gigante alemán estimó hasta 40 nuevos modelos, pero también porque su duración estimada en el mercado abarca tres generaciones de modelos. Manteniendo un ciclo de vida de sus modelos de siete años, la plataforma MQB se extenderá en el mercado hasta 2033, pero si optan por reducir este ciclo a cinco años -como BMW y otros fabricantes- entonces debe ser sustituida en 2027.

Aún así, son muchos años y muchos modelos para amortizar una arquitectura que se concibió especialmente para ofrecer modelos con sistemas de propulsión alternativos, aunque es conveniente señalar que la marca alemana ha diseñado una plataforma especial para eléctricos denominada MEB, por lo que la MQB ya tiene una función menos.

Esquema de los diferentes sistemas de propulsión disponibles en la plataforma modular de motor transversal MQB

Esta flexibilidad le permitirá a Volkswagen fabricar más de 3,91 millones de unidades en 14 plantas de ensamblaje sólo en Europa, una medida que reduce enormemente los costes de desarrollo utilizando una mayor cantidad de componentes comunes para diferentes modelos, y que se está viendo reducida aún más.

Esto es debido a la adaptación para la fabricación de modelos MQB en plantas de México, Estados Unidos, Brasil, Sudáfrica y China, tanto para comercialización en estos países como para exportación, un error inicial que ha sido subsanado a tiempo ya que en estos países se fabricaban modelos con una o dos generaciones de retraso frente a los modelos europeos.

La plataforma MQB vino a reducir a solo una arquitectura las tres antiguas de que disponía para cada segmento de mercado, utilizando la PQ25 para el segmento B, PQ35 para el segmento C y PQ45 para el segmento D, y dejando a un lado el Touareg y el Phaeton que compartían base mecánica con los grandes modelos de Audi con un motor en posición longitudinal y no transversal como la MQB. 

Dos modelos de Volkswagen, Cross Lavida y Atlas (Teramont en China), el primero basado en la plataforma PQ35 y el segundo en MQB. El primero aparentemente nuevo pero viejo por dentro

Técnicamente sólo dispone de una parte fija, desde la caja de los pedales al eje delantero incluyendo éste, el mamparo del motor y la posición del motor, por lo que todo el resto es completamente variable pudiendo crear diferentes modelos desde el nuevo Polo hasta un Arteon y cualquier forma de carrocería.

Pero, al igual que otros fabricantes, los módulos se fabrican para ser transportados a otras factorías -o en dependencias anexas- y ser montados en cadena de producción casi en el acto, por lo que también es necesario subdividir la plataforma MQB en tres estructuras cuya denominación no corresponde directamente con la tradicional segmentación de mercado y en la siguiente forma:

PlataformaModelos
MQB A0SEAT Ibiza, Volkswagen Polo, ...
MQB A / BSEAT León, Volkswagen Golf, ...
MQB B / CVolkswagen Passat, Arteon, ...

Este elevado nivel de modularidad es posible porque la plataforma se compone de tres módulos estructurales con tres chasis delanteros, cinco pisos delanteros y cuatro traseros, y sólo es necesario variar la longitud total a partir del voladizo delantero y trasero, ancho de vías, distancia entre ejes y la altura no olvidándonos de respetar la única parte fija.

Y esta plataforma MQB tiene una particularidad importante, y es que gracias a una Matriz de Transferencia Modular es posible sustituir partes del piso de la plataforma hechas de acero por aluminio para lograr más ganancias de peso, una solución que permite aligerar todavía más los futuros modelos de la próxima década sin necesidad de una arquitectura nueva

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto