¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Porsche 911 R, en cinco detalles

    16

    Presentado en el Salón de Ginebra 2016, el Porsche 911 R se ha convertido instantáneamente en una de las versiones más interesantes de la actual generación de este icono deportivo: te contamos todos los motivos a través de cinco detalles clave.

    El Porsche 911 R es una de las estrellas indiscutibles del Salón de Ginebra 2016, y lo es por motivos propios. Su apellido 'R' denota deportividad por los cuatro costados, con un sabor clásico que hace honor a la tradición del modelo. A continuación te contamos por qué es tan especial: así lo hemos visto en Ginebra.

    1. Motor atmosférico con 500 CV, capaz de girar a 8.250 rpm. ¿Quién quiere turbos?

    El Porsche 911 2016, en el reciente 'restyling' de la generación 991, ha incorporado la turboalimentación en la mayor parte de su gama, incluyendo las versiones Carrera y Carrera S menos potentes. El objetivo, reducir consumos y emisiones contaminantes, sin perder prestaciones. Afortunadamente todavía hay posibilidad de elección con alguna que otra versión que se resiste a ello, como este nuevo Porsche 911 R.

    El motor del Porsche 911 R es de la 'vieja escuela': un seis cilindros bóxer atmosférico, también presente en el Porsche 911 GT3 RS. Sus 500 CV se consiguen a nada menos que 8.250 rpm, un elevadísimo régimen de giro impensable para un motor turbo. Su par máximo de 460 Nm se alcanza a 6.250 rpm, indicando que es un motor al que tendrás que hacer girar alto de vueltas para sacarle todo el partido.

    Además de un sonido muy especial (puedes comprobarlo tú mismo en el vídeo), este motor garantiza una gran experiencia de conducción y altas prestaciones, alcanzando los 323 km/h de velocidad máxima y acelerando de 0 a 100 km/h en 3,8 segundos. En contrapartida, tendrás que parar en la gasolinera algo más de lo normal: homologa un consumo medio de 13,3 litros/100 km.

    2. El Porsche 911 se sentirá especialmente cómodo en los circuitos: su puesta a punto es ideal para track-days

    El Porsche 911 R ha sido desarrollado con la mirada en los circuitos. Solo ahí conseguirás extraer todo el partido de un deportivo inspirado directamente en la competición. Su puesta a punto es específica y más deportiva, con un tren direccional trasero que transmite reacciones más directas.

    De serie, todos los 911 R incorporan diferencial autoblocante mecánico trasero y frenos cerámicos 'Porsche Ceramic Composite Brakes', con un generoso tamaño que garantiza potencia de frenada y menos fatiga: nada menos que discos de 410 milímetros y 390 milímetros en su eje delantero y trasero, respectivamente.

    Sus llantas de aleación de 20 pulgadas son de monotuerca central, y calzan neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2. Por último, el control de estabilidad PSM ha sido reglado específicamente para el modelo.

    3. Más radical: aerodinámica específica y menor peso, convirtiéndose en el Porsche 911 actual más ligero

    Un peso menor siempre es un ingrediente bienvenido en todo deportivo de alto nivel que se precie de serlo: en el caso de este Porsche 911 R, la dieta de adelgazamiento reduce su peso en 50 kilogramos menos con respecto al 911 GT3 RS, convirtiéndose en el Porsche 911 actual más ligero.

    Esto se consigue a través de un techo de magnesio y aletas de carbono, junto a medidas adicionales: supresión de elementos aislantes en su habitáculo, eliminación de sus asientos traseros y nuevos parabrisas trasero y ventanillas laterales de plástico ligero.

    Elementos de equipamiento como el climatizador y el equipo de audio son ahora opcionales, priorizando la conducción más pura sobre el confort: en resumen, el peso del Porsche 911 R se queda en 1.370 kilogramos. La aerodinámica también es diferente con respecto a los GT3 y GT3 RS: el alerón trasero es retráctil, en lugar del alerón de tipo fijo, y el difusor posterior y el labio inferior delantero son de nuevo diseño.

    4. ¡Cambio manual!

    El Porsche 911 R únicamente estará disponible con cambio manual de seis velocidades, involucrando todavía más a su conductor (o piloto). Algo que también se está convirtiendo en casi una excepción, toda vez que el cambio PDK automático de doble embrague está cada vez más presente en los Porsche 911 actuales, hasta en el Porsche 911 GT3.

    Una particularidad de este cambio manual es que cuenta con una función que hace las veces de "doble embrague", al pulsar un botón: así, el motor sube de vueltas de forma todavía más ligera, al bajar menos de revoluciones tras los cambios de marcha.

    5. Una edición limitada a 991 unidades: poseerlo tiene un precio, y no es precisamente asequible...

    El Porsche 911 R estará a la venta en mayo, en forma de una edición muy especial y exclusiva: de él se fabricarán 991 unidades, por lo que no será fácil hacerse con uno.

    Su precio en España no será especialmente asequible, aunque tampoco será muy superior al de los 911 GT3 o GT3 RS: si el GT3 RS cuesta 208.509 euros, el precio del Porsche 911 R asciende hasta los 217.469 euros.

    Porsche 911 R, en cinco detalles