Motor.es

El Porsche 911, el único superviviente de la marca con motores de combustión; el resto, eléctricos

Porsche lo ha confirmado: en el futuro, solo el 911 tendrá motores de combustión, alimentados, eso sí, por e-fuels. El resto de la gama, tanto los modelos actuales como los inéditos que estén por venir, serán cien por cien eléctricos.

El Porsche 911, el único superviviente de la marca con motores de combustión; el resto, eléctricos

5 min. lectura

Publicado: 26/07/2023 19:00

El futuro del automóvil pasa sí o sí por la electrificación. Porsche lo sabe, y así lo hará en los próximos años mientras electrifica toda su gama de vehículos. O mejor dicho, casi toda su gama, ya que se quiere dejar un resquicio para su modelo más emblemático, el 911.

La marca de Stuttgart quiere mantener todo el tiempo posible el rugido mecánico y las sensaciones de conducción de un motor de gasolina de un 911, y para ello se guardará un as en la manga: mientras que todos los Porsche serán cien por cien eléctricos, el 911 mantendrá el motor de combustión.

Eso sí, dichos motores sí que sufrirán un cambio respecto a los actuales, ya que serán alimentados por combustibles sintéticos.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!
La gama Porsche se electrificará casi al completo durante lo que resta de década

Solo el nueveonce mantendrá la 'tradición'

Porsche tiene bien definidos sus dos planes de acción para el futuro: la electrificación y los combustibles sintéticos. Respecto a esto último, hay que recordar que la marca tiene una participación del 11,6 por ciento en la empresa Highly Innovative Fuels, que cuenta con una planta piloto para elaborar estos e-fuels en Punta Arenas (Chile).

Los bávaros destinarán buena parte de los combustibles sintéticos producidos allí a la aviación y al transporte pesado, pero también para alimentar determinados vehículos de alta gama, precisamente como el 911.

Incluso Porsche ve factible que estos e-fuels ayuden en el proceso de descarbonización del parque automovilístico, al poder usarse por parte de los miles de millones de vehículos con motor térmico que seguirán circulando durante las próximas décadas: los futuros (y actuales) coches clásicos.

En la segunda agenda de Porsche para los próximos años está la electrificación: para el 2030, los alemanes quieren que 8 de cada 10 de los coches que vendan sean eléctricos puros. En la gama ya cuentan con el Taycan, y con el paso de los años se irán incorporando Macan (2024), 718 Cayman/Boxter (2025), Cayenne (2026) y Panamera (2027-2028).

De por medias, llegarán otros modelos cien por cien eléctricos completamente inéditos, como un nuevo SUV, más grande que el actual Cayenne, y un hiperdeportivo basado en el prototipo Mission X, siguiendo la saga de los 959, Carrera GT y 918 Spyder.

Porsche es ya parte activa en la fabricación de combustibles sintéticos en la actualidad

Los e-fuels, protagonistas pero sin ser la prioridad

«Nuestra estrategia es cambiar a la movilidad eléctrica y producir el 911 con motor de combustión durante el mayor tiempo posible», asegura Karl Dums, líder del equipo dedicado a los combustibles sintéticos en Porsche. Dos negocios separados que conformarán, sí o sí, el futuro de la marca alemana.

Hay vida más allá para el Porsche 911. Los más puristas pueden estar tranquilos, ya que a corto y medio plazo el nueveonce no se pasará a la electrificación.

El e-fuel del que se alimente se obtendrá directamente de hidrógeno verde, aquel producido usando electricidad de fuentes renovables, y CO2 recapturado. Todo este dióxido de carbono que luego se queme volverá a salir a la atmósfera, pero será neutro.

La previsión de Porsche es que en su planta de Chile se llegue a los 55 millones de litros anuales a mediados de esta década, y a los 550 millones de litros de e-fuel al año dos años después.

Por el momento, marcas como Porsche o Ferrari siguen presionando a la UE para salvaguardar este tipo de vehículos, sabiendo no obstante que serán la excepción y que la movilidad eléctrica es la prioridad.

Eso sí, su destino serán conductores que puedan afrontar el pago de estos combustibles sintéticos, cuyos costes son ahora muy elevados (se calcula que cada litro puede rondar los 11,6 euros). No obstante, las previsiones hablan de que para el principio de la siguiente década los precios puedan bajar de los 3 euros el litro. Cifras, no obstante, muy superiores a los precios actuales de gasolina y diésel.

Fuente: Forococheselectricos.comFotos: Porsche

Pixel