¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Volkswagen también tiene problemas en Corea del Sur

Volkswagen ha parado las ventas de la mayoría de sus modelos, ante la posibilidad de que las autoridades surcoreanas decidan prohibir su venta. Desde septiembre de 2015, cuando estalló el escándalo, las autoridades de Corea del Sur están detrás del fabricante.

Además de problemas en Estados Unidos y en Europa, el Grupo Volkswagen también los tiene en el país asiático. Corea del Sur es uno de los mercados mundiales más importantes y el segundo país de Asia en el que más diésel se venden. El cerco se estrecha alrededor del fabricante alemán.

Ayer hubo una audiencia organizada por el Ministerio de Medio Ambiente, a la que se citó al responsable local de Volkswagen, Johannes Thammer, además de otros ejecutivos. A lo largo de más de una hora los representantes de Volkswagen dieron explicaciones sobre el supuesto engaño para vender en Corea coches que no cumplen las normativas locales.

El viernes se podría anunciar la prohibición de ventas

Desde ese Ministerio se acusa a Volkswagen de violar la Ley de Conservación del Aire Limpio, fraude y aportación de documentación falsa, entre otros cargos. Si el Ministerio retira los permisos de venta, los coches deberán volver a ser homologados, lo cual llevará meses. Mientras tanto, Volkswagen no podrá vender ninguno de los modelos afectados.

Pongámonos en antecedentes

En septiembre de 2015 la Environmental Protection Agency (EPA de Estados Unidos hace público que Volkswagen había engañado deliberadamente al dar gato por liebre con sus motores Clean Diesel. Fuera de los laboratorios contaminan con NOx hasta 40 veces por encima de los límites. En pocos días supimos que están afectados casi 11 millones de coches a nivel mundial.

Corea del Sur, al ser un país donde se venden muchos diésel, contiene muchos afectados. Ya en noviembre el Ministerio de Medio Ambiente solicitó la llamada a revisión de 125.522 coches de las marcas Audi, Bentley y Volkswagen (poco más del 1%) para corregir sus emisiones excesivas de óxidos de nitrógeno (NOx). Además, se impuso una multa al fabricante en torno a los 10 millones de euros.

No solo se trata de exceso de emisiones, también de consumo de combustible. La regulación surcoreana estipula que no puede haber una diferencia de eficiencia superior al 5% de la declarada. En otras palabras, Volkswagen anunció unas cifras de consumo oficiales muy optimistas. Ese problema a los europeos nos suena mucho, pero aquí no está teniendo consecuencias todavía.

Modelos como el Volkswagen Golf GTD han llegado a Corea del Sur por su balance entre prestaciones y consumo

Volkswagen ha ofrecido a las autoridades surcoreanas planes para regularizar todos esos coches, sin que hayan obtenido aprobación. En Estados Unidos está ocurriendo lo mismo con la EPA y el CARB del Estado de California. En Europa sí se ha conseguido el visto bueno de las autoridades certificadoras.

Las cosas se empiezan a poner más feas a finales de junio

Un juzgado emitió una orden de arresto contra un directivo de la compañía, del que solo trascendió su apellido (Yoon), para ser interrogado sobre este asunto. Al mismo tiempo los investigadores coreanos intercambiaron información con sus colegas de EEUU y la UE.

Además, más de 4.400 clientes se han puesto de acuerdo para poner una demanda colectiva contra Volkswagen por publicidad engañosa, ya que los modelos afectados se publicitaban como de bajas emisiones, según el New York Times. Si les dan la razón, recibirán indemnizaciones, que no se han previsto para ese país todavía, tampoco en la UE, pero sí en Estados Unidos.

Los motores 1.6 TDI EA189 necesitarán en Europa, además de una reprogramación, un filtro de aire adicional para mejorar la mezcla

A continuación, un antiguo responsable de Audi Volkswagen Korea -que ahora trabaja para Renault Samsung- fue citado como testigo el 5 de julio para proporcionar más información. Park Dong-Hoon fue la cabeza visible de la empresa entre 2005 y 2013. El ejecutivo fue advertido de que su situación procesal puede pasar a sospechoso si se prueba su implicación.

El tráfico de exposición se está desplomando en sus concesiones

Poco después, el 11 de julio, fuentes gubernamentales anuncian la próxima prohibición de venta de los modelos afectados, y retirar la certificación de aquellos sospechosos de haberse legalizado con trampas e información falsa. La lista de sospechosos asciende a 70 o más variantes, a nivel de emisiones, ruido y consumo de gasóleo. Las ventas han caído un 33% en el primer semestre.

Ante semejante panorama, y con clientes y concesionarios consumiendo su paciencia, Volkswagen decidió retirar voluntariamente de la venta esos modelos con carácter inmediato, anticipándose a esa posible prohibición. Desde 2007 se han bajado de los barcos hacia tierra coreana más de 250.000 coches de VAG, hasta el 60% de ellos podrían tener que ser revisados para reducir sus emisiones.

Fuente: Yonhap

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto