Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

PSA abandonará los diésel para centrarse en la electrificación que completará en 2025

El gigante francés no invertirá más en el desarrollo de nuevo motores diésel, por lo que la enorme partida dedicada de 180 millones al último bloque de 1.5 litros BlueHDi ha sido la última en la historia de la marca, que abre un nuevo capítulo profundizando en la hibridación y electrificación completa de sus gamas de modelos para completar el objetivo en 2025.

El renovado Peugeot 308, a la venta desde la pasada primavera, uno de los modelos que monta el nuevo diésel BlueHDi de 1.5 litros

Quien conozca la historia de Peugeot y Citroën sabrá que los dos fabricantes franceses integrados en el grupo PSA son dos auténticos especialistas en el desarrollo de motores diésel, siendo uno de los primeros del mundo en combinar un propulsor diésel con un motor eléctrico en el sistema de propulsión híbrida HYbrid4.

Pero los tiempos cambian y aunque la hibridación todavía es una solución para reducir considerablemente las emisiones de partículas, el objetivo marcado por casi todos los fabricantes es poder ofrecer gran parte de sus ofertas de modelos completamente electrificados para mediados de la próxima década, el mismo que se ha marcado el grupo PSA con un anuncio que anticipa algo que se veía venir y es que Patrice Marez, Director de desarrollo de motores diésel de PSA, ha señalado que "el desarrollo de un nuevo motor diésel -o el rediseño de alguno de ellos- no es en absoluto una de nuestras prioridades".

Con una inversión de 180 millones de euros para el nuevo bloque diésel de cuatro cilindros y 1.5 litros BlueHDI fabricado en la planta de Pas-de-Calais, fue estrenado por el Peugeot 308 con una potencia máxima de 130 CV. Montado también en gran parte de la gama de modelos de Peugeot y Citroën con potencias de entre 75 y 130 caballos -también se montará en la nueva generación del Ford Focus- las palabras de Marez hacen suponer que este bloque será el último de este combustible que forme parte de la historia de las dos marcas francesas.

Los dos bloques diésel actualmente utilizados por los modelos de Peugeot y Citroën, las estrellas del grupo francés PSA

Y es que las ventas de versiones diésel en los modelos de las dos marcas de PSA se han visto muy menguadas en el cómputo global del pasado año logrando una cuota de ventas del 47,8% frente al 51,6% del año 2016 vendiendo más unidades de gasolina.

La verdad es que esta decisión no es una novedad, ya que la nueva estrategia "Push to pass" ya contemplaba pisar el acelerador en el desarrollo de tecnologías de electrificación, pero las declaraciones de Marez son el punto de partida para que el pie de Carlos Tavares empuje con más fuerza el pedal, teniendo en cuenta sus palabras en la pasada edición del Salón de Detroit al señalar que "la mitad de la producción de Peugeot, Citroën, DS, Opel y Vauxhall tiene que disponer de versiones eléctricas en 2020, con un 80% en el año 2023 y el 100% en 2025".

Las ventas de modelos eléctricos e híbridos en Francia marchan a buen ritmo, pero no al que más de un fabricante desearía; de hecho, sólo suponen 40.000 unidades entre los más de dos millones de vehículos vendidos en 2017 en el mercado francés representando una cuota ínfima de poco más del 1,2%. El pasado año se matricularon más de 30.000 unidades, lo que supuso un aumento de la cuota del trece por ciento comparado con el año anterior, destacando al líder con la mitad de esta cantidad para el Renault Zoe, mientras que el otro cincuenta por ciento se lo repartieron los Nissan Leaf y BMW i3, siendo las alemanas de Mercedes, Volkswagen y BMW las que lideraron las matriculaciones de híbridos

Noticias relacionadas

  • Comentario de JDavid Pascual
    22/02/2018 (13:08)

    JDavid Pascual

    "Así es, al final todo lleva su transición y no es posible cambiar a estas monstruosas industrias de un día para otro."

  • Comentario de Rubén
    22/02/2018 (12:38)

    Rubén

    "Es una noticia sorprendente, teniendo en cuenta que PSA ha sido uno de los mayores fabricantes de motores diésel (como bien señalan en el artículo, lanzaron los híbridos diésel), y además teniendo en cuenta que PSA suministra estos motores a un importante número de fabricantes. Al final los fabricantes se adaptan a las circunstancias: el diésel empieza a ser expulsado de las ciudades (e incluso se empieza a hablar del veto a su matriculación) y en esas circunstancias no es rentable seguir desarrollando esta familia de motores."

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto