¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Indy 500Fernando Alonso peleará por la pole el domingo; Ed Carpenter el más veloz

El piloto español disputará mañana el Fast 9 tras obtener el séptimo mejor tiempo en la primera fase.

Ed Carpenter lideró la sesión; Sébastien Bourdais, el más veloz a una vuelta, se fracturó la pelvis en un durísimo accidente.

Oriol Servià sufrió con el sobreviraje y sólo pudo ser 24º.

Las sensaciones que Fernando Alonso había dejado durante los dos últimos días de pruebas eran lo suficientemente buenas para pensar en un gran resultado en clasificación, y la primera fase, disputada este sábado, ha refrendado esa idea. En su primer duelo cronometrado a cuatro vueltas con el temible Indianápolis Motor Speedway, el piloto asturiano ha conseguido colarse entre los nueve más rápidos, por lo que mañana podrá disputar la sesión que decidirá las tres primeras filas de 3 y, por lo tanto, la pole position.

Siendo el decimosexto en salir a pista, el piloto español comenzó su intento de clasificación con dos vueltas muy buenas, con promedios de 230.337 y 230.260 millas por hora. Las dos siguientes, roce con el muro incluído, fueron algo peores (229.845 y 229.696), pero suficientes para mantener la media por encima de las 230 millas por hora con un promedio final de 230.034. Al final de la clasificación, éste promedio fue el séptimo mejor, con lo que se aseguró pasar a la ronda final con el margen suficiente.

Todo ello se produjo en una sesión de clasificación que quedó reducida al único intento garantizado para cada piloto, después de que una tormenta de más de dos horas retrasase el inicio de la sesión unas cinco horas. La organización decidió garantizar que hoy se completasen los intentos de todos los pilotos, alargando la hora habitual de cierre del circuito, a cambio de prescindir de los intentos múltiples. Todos los pilotos, por tanto, tenían una única carta para intentar estar entre los nueve más veloces, y el más destacado fue Ed Carpenter. El piloto estadounidense, todo un especialista en óvalos que cuenta con dos pole position para la carrera en su haber, firmó un excelente promedio de 230.468 millas, con cuatro vueltas muy consistentes y de gran velocidad (230.672, 230.670, 230.278 y 230.254), que le granjearon la mejor media de la parrilla.

Las mejores vueltas, no obstante, correspondieron a Sébastien Bourdais. El piloto francés registró dos vueltas espectaculares con promedios de 231.4 y 231.5 mph, pero, en su tercer giro, perdió el control de la parte trasera en la curva 2 y contravolantéo. El durísimo impacto frontal, que obligó a parar la sesión media hora, volteó el monoplaza y lo desplazó varios centenares de metros. Bourdais mantuvo la consciencia en todo momento, pero tuvo que ser trasladado en ambulancia al Hospital Metodista de Indianápolis. Allí, al francés se le han detectado múltiples fracturas en la pelvis, de la que será operado, y una fractura en la cadera derecha, que descarta su participación en la carrera, por lo que Coyne deberá designar un sustituto.

Detrás de Carpenter, terminó un Takuma Sato que refrendó las grandes velocidades de ayer, marcando un promedio de 230.382 con la mejor primera vuelta de los que terminaron su intento (230.871), presentando su candidatura a la pole. Ganassi mostró una gran fortaleza con la tercera posición de Scott Dixon y la octava de Tony Kanaan, lo que contrastó con una Penske que ha seguido sufriendo de lo lindo. La única excepción ha sido Will Power, que logró el sexto mejor promedio. El resto de sus coches no pasaron de la 14ª posición, y tendrán que batirse en la sesión secundaria. Sólo Carpenter fue capaz de ser veloz de forma general con los motores Chevrolet, como evidenció la cuarta posición de J.R. Hildebrand

Junto a Alonso y Sato, Alexander Rossi y Marco Andretti completaron un cuarteto de Andretti en el Fast Nine del que sólo Ryan Hunter-Reay (13º) y la operación satélite de Jack Harvey se cayeron. A las puertas se quedó el compañero de Bourdais, Ed Jones, que dejó el claro el buen rendimiento de la, hasta este año, cenicienta Coyne como equipo. Por su parte, el otro piloto español, Oriol Servià, firmó una buena primera vuelta cercana a las 230 millas por hora, pero su coche padecía de un fuerte sobreviraje y perdió velocidad de forma constante, rozando el muro en dos ocasiones, para acabar con la 24ª media más veloz (227.150). El año pasado arregló una situación muy similar clasificando décimo... Queda por ver de qué serán capaces él (desde las 20:45) y Alonso (23:00) mañana, el día en el que se determina el orden final de la parrilla.

RESULTADOS DE LA PRIMERA FASE DE CLASIFICACIÓN

Fotos: IndyCar Media

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto