¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Rally de Monza se aleja del circuito en su segunda presencia en el WRC

    El Rally de Monza se aleja del circuito en su segunda presencia en el WRC
    Dani Sordo, en los tramos montañosos del Rally de Monza en su edición de 2020.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    La segunda edición del Rally de Monza tendrá menos tramos y kilómetros dentro de las instalaciones del Autódromo de Monza.

    Los organizadores darán mayor protagonismo a los tramos de montaña. La presencia de público estará permitida.

    La historia se repite. El Rally de Monza será el evento encargado de cerrar la temporada 2021 como ya hizo en el WRC 2020. Otra vez como sustituto del Rally de Japón, otra vez por la pandemia de COVID-19. Sin embargo, la propuesta del promotor local dista bastante de la que se dio forma casi 'deprisa y corriendo' el año pasado. De hecho, la segunda edición del Rally de Monza se aleja del circuito, tiene más tramos de montaña y será abierto al público. Se dibuja así una prueba completamente distinta, sobre todo si las condiciones climatológicas no acompañan en exceso.

    En este aspecto, la segunda edición del Rally de Monza presenta un recorrido sustancialmente distinto al del año pasado. De hecho, la prueba incorpora una nueva etapa en los técnicos tramos de las montañas próximas a Milán. Con la presencia de estos tramos, el Autódromo de Monza pierde peso en la carrera y sólo acogerá una etapa, aunque eso no tiene que restar importancia al circuito. De hecho, no es difícil imaginar un rally con dos etapas en los tramos de montaña cercanos a Monza y quizá una última etapa concentrada en el circuito, con un Power Stage con las gradas del trazado a rebosar.

    Y es que esa es la otra gran novedad de la prueba. Tras una primera edición del Rally de Monza marcada por la ausencia de público como consecuencia de las restricciones por la pandemia de COVID, los organizadores han confirmado que la prueba estará abierta a los aficionados este año. Se espera así una gran presencia de público no sólo en el Autódromo de Monza, sino también en los tramos montañosos. Si las condiciones son cercanas a la que puede haber en el Montecarlo, con frío, hielo y nieve en las montañas, el espectáculo está más que asegurado.

    Fotos: Red Bull Content Pool