¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El facelift del Range Rover 2017 sigue poniéndose a punto en la nieve

7

El más lujoso de los todoterrenos ingleses sigue con su preparación en la nieve de cara a una ligera actualización. El Range Rover 2017 se someterá a un facelift poco intrusivo que renovará su aspecto a principios del años que viene.

El frontal cuenta con un parachoques completamente modificado

Con el paso de los años el Range Rover ha ido ganando más y más fama a lo largo de los años. Y es que este todoterreno ya cuenta con 66 años de historia a sus espaldas. El año que viene el mundo verá un nuevo lavado de cara, un facelift del Range Rover 2017 que nos adelantará ligeros cambios estéticos.

Al menos es lo que se deduce de estas fotos espía y de las anteriores. En ambas ocasiones la mula de pruebas ha sido interceptada en las inmediaciones del círculo polar, mientras se sometía a las habituales pruebas de frío extremo. En ambas ocasiones el camuflaje no era muy extenso, por lo que podemos adivinar qué cambios se introducirán.

Si nos fijamos en la parte frontal vemos un parachoques completamente modificado. A esto hay que sumar una parrilla modificada y unas tomas de aire más grandes. Como podréis comprobar, cambios muy sutiles que no afectarán al diseño general, pero que sí valdrán para mantener a este icono de la moda actualizado.

A pesar que el lateral va cubierto, no hay cambios en su diseño. Despiste puro y duro

En el resto del coche no observamos más cambios, de hecho la parte trasera está completamente liberada de vinilos de camuflaje. Eso tampoco indica que Land Rover no vaya a realizar cambios en esta sección, pero por el momento no están siendo probados. Lo mismo podemos decir del lateral, donde no se aprecia cambio alguno.

Es de esperar que el Range Rover se actualice en más términos. Siendo éste un referente del lujo y el refinamiento, la casa inglesa seguramente quiera mejorar la capacidad tecnológica, incluyendo más sistemas y elementos tecnológicos de última generación. Imaginamos que su hermano pequeño, el Range Rover Sport, reciba igualmente los cambios.

La maniobra que vemos es muy parecida a la que la marca inglesa ya realizó con el Range Rover Evoque del año pasado. El diseño acertado y exitoso que Land Rover imprime en sus vehículos favorece a que los cambios se introduzcan de forma escasa y paulatina. Con el paso del tiempo iremos viendo más cambios pues se espera que vea la luz en 2017.

La trasera completamente libre de camuflaje se muestra exactamente igual que la actual

Fotos: S. Baldauf/SB-Medien

Noticias relacionadas

El facelift del Range Rover 2017 sigue poniéndose a punto en la nieve
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto