Así son las recompras de Volkswagen en Europa vs en Estados Unidos

Tanto en Estados Unidos como en algunos países europeos, Volkswagen está recomprando cientos de miles de diésel usados a un precio superior al que tendrían en el mercado. A cada lado del "charco" las cosas se están haciendo de forma muy diferente.

Aparcamiento provisional de coches del Dieselgate en California (2017)

Estas imágenes dieron la vuelta al mundo. Más de 350.000 coches con motor diésel de Volkswagen se acumulaban en 40 campas repartidas por Estados Unidos, donde están esperando varios finales: poder volver a venderse, una vez reparados, o ser destruidos. En 13 meses tendrá que haberse resuelto el problema.

De momento no existen ese tipo de campas en Europa, al menos con coches usados. Es cierto que Volkswagen ofrece a los que se compren un modelo nuevo unos descuentos muy fuertes a cambio de un diésel usado, pero no estamos ante el mismo caso, y conviene diferenciar situaciones.

Partamos de la base de que en Estados Unidos las recompras de los hijos del Dieselgate han sido ordenadas por orden judicial. Los dueños de los "Clean Diesel" pueden circular con ellos, o entregarlos al fabricante a cambio de su valor de mercado anterior a septiembre de 2015, cuando estalló el escándalo. Como mínimo, el 85% debe ser "reparado" o retirado de la circulación, o tendrá que pagar más multas.

Así, se han ido acumulando en ese país más de 350.000 coches que pueden tener como poco un par de años. Muchos de ellos estarían prácticamente nuevos, pero sus dueños decidieron devolverlos o no renovar sus contratos de leasing. Esto supuso a Volkswagen un coste de 7.400 millones de dólares, una cifra ya considerable.

De esos 350.000, unos 28.000 ya han sido desguazados o deshabilitados completamente (motor y sistema de escape inutilizables), por lo que no han acabado exportados fuera del país. Unos 13.000 han sido revendidos tras haber sido arreglado su problema de emisiones excesivas con nuevas programaciones. Más de 300.000 esperan su destino. Lo ideal para Volkswagen es volver a poder venderlos sin problemas para sus futuros dueños.

Si para junio de 2019 no se han solucionado los problemas, los que no puedan volver a la carretera también serán desguazados. No todos los modelos podrán volver a la calle, especialmente los más antiguos. Será interesante ver los valores venales en sitios como Kelley Blue Book de los modelos afectados, especialmente los de menor valor, los de cuatro cilindros (2.0 TDI) ante una invasión de unidades usadas.

"Nos aseguramos de que permanezcas en movimiento", reza la publicidad en alemán de Volkswagen

Mientras tanto, en Alemania Volkswagen se ha comprometido a recomprar los diésel Euro 6 que salgan ahora a las carreteras, en caso de que se vean afectados por restricciones para circular, y durante tres años. Esta maniobra pretende inspirar confianza a los consumidores para que no abandonen en masa los diésel todavía.

No solo eso, desde el 31 de agosto de 2017 Volkswagen ha ofrecido descuentos muy suculentos por entregar un diésel usado (anterior al 2010, Euro 4 o inferior) y cambiarlo por un modelo nuevo. Unos 170.000 turismos han sido retirados de las carreteras. Según Alison Jones, de VW United Kingdom, su destino es el desguace, no irse a campas. Y es una acción comercial voluntaria.

Los coches entregados para desguace han debido pertenecer al titular más de medio año

Por comprar un Polo nuevo, dan 3.000 euros, cantidad que sube a 4.000 euros si es un Tiguan, o 5.000 euros para Golf y Touran. Más generosos son los incentivos para comprar un Passat, Arteon o Sharan, 8.000 euros, y el tope lo pone el Touareg, con 10.000 euros de incentivo. No debe tener sentido económicamente hablando el hacer que esos coches pasen a contaminar menos, dado su valor de mercado.

Este Opel Astra alemán acabó llegando a Sofía, Bulgaria, para seguir prestando servicio a un nuevo dueño - Fotografía: Peretz Partensky (Flickr) CC BY SA

El desguace es uno de los destinos de esos coches, pero también lo es el mercado de ocasión del este europeo. En cierto modo, el problema no desaparece, sino que cambia de sitio. Seguramente esos coches reemplacen modelos aún más contaminantes, luego el problema sigue siendo muy relativo.

Esta promoción ha incluido a otras marcas de VAG: Audi, Porsche, Skoda y SEAT

No resulta tan fácil ocultar en Europa cientos de miles de coches en campas sin que los colectivos ecologistas den la voz de alarma. En cambio, en Estados Unidos, eso es más "fácil". Las imágenes han salido igual, pero allí lo del ecologismo va de otra forma. A fin de cuentas, por lo menos el 85% de los componentes al peso se reciclan en Europa, el resto es puro residuo.

¿Y en España? Si nos dirigimos a la página "Renueva tu Volkswagen", no encontramos nada parecido a una recompra, al menos en el sentido que lo haría cualquier fabricante para incentivar la venta de una unidad nueva por otra usada con una mayor valoración o facilidades a la hora de financiar la nueva operación.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

  • Comentario de Javier Costas Franco
    20/04/2018 (08:46)

    Javier Costas Franco

    "Eso entraría dentro de la normalidad. Lo anómalo sería que no tuviesen matrícula, es decir, que podríamos sospechar que vienen de Alemania, ya que en ese país la matrícula pertenece al titular, no al coche, y en los compraventa los coches están sin placas. Pueden ser stocks de VO."

  • Comentario de Carlos
    20/04/2018 (08:38)

    Carlos

    "Junto a una ITV de Seseña (A4 salida 32) se acumulan miles de VAG matriculados"

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×