¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Renault vuelve a Bonneville sesenta años después, y establece un nuevo récord

8

Sesenta años después de establecer cuatro récords, Renault vuelve a Bonneville con sus Etoile Filante y Dauphine. Y esta visita a la Semana de la Velocidad de Bonneville 2016 con estos dos clásicos se ha saldado con otro nuevo récord, de la mano del Dauphine de 1956.

El Renault Etoile Filante estuvo presente en la Semana de la Velocidad de Bonneville 2016

Bonneville, en Utah (Estados Unidos), está considerado como un templo mundial de la velocidad: en sus lagos salados se han establecido innumerables récords automovilísticos, casi siempre relacionados con la velocidad más pura.

En Agosto de 1956, el Renault Etoile Filante visitaba Bonneville para establecer cuatro nuevos récords del mundo a una velocidad de 308,9 km/h, dos de los cuales todavía permanecen en vigor a día de hoy. Y en pleno 2016, exactamente sesenta años después de aquella hazaña, Renault regresa a Bonneville para celebrar la efeméride.

Renault no se ha vuelto de allí con las manos vacías: la marca francesa, a través de su división Renault Classic, ha estado presente con el propio prototipo Etoile Filante y con un Dauphine de 1956. Y precisamente el Renault Dauphine ha sido capaz de conseguir un nuevo récord del mundo, por extraño que te pueda parecer.

Renault Dauphine, o cómo marcar un récord de velocidad en Bonneville 2016 con sus 123,18 km/h

Celebrando también el sesenta aniversario de su nacimiento, el pasado 14 de agosto este Renault Dauphine ha conseguido un récord de velocidad en Bonneville dentro de su categoría, con Nicolas Prost (piloto de Formula E) a su volante. 76,541 mph, o lo que es lo mismo, 123,18 km/h: un veterano clásico como este también puede ser rápido a su manera.

Así, esta unidad del Renault Dauphine -con motor de 956 centímetros cúbicos- batió el registro previo dentro de la categoría CGC (Classic Gas Coupe), para vehículos con cilindrada entre los 754 y los 1.015 cm³ fabricados entre los años 1928 y 1981. Por otro lado, la simple presencia del Renault Etoile Filante atrajo muchas miradas en Bonneville 2016.

Renault Etoile Filante, en 1956

Tan futurista como hace seis décadas, el Etoile Filante adoptaba tecnologías procedentes de la aviación, como su estilizada aerodinámica y un motor de turbina con 270 CV creado en colaboración con Turbomeca, otra empresa francesa especializada en turbinas para uso aeronáutico.

Con chasis tubular y una carrocería de poliéster muy ligera, en 1956 este prototipo fue capaz de alcanzar una velocidad de 308,9 km/h en Bonneville durante cinco kilómetros. Con Jean Hébert como piloto, este registro del Renault Etoile Filante fue el más rápido para un automóvil de turbina de combustión, y todavía permanece en vigor a día de hoy.

Fuente: Renault

Noticias relacionadas

Renault vuelve a Bonneville sesenta años después, y establece un nuevo récord
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto