¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Los retrovisores digitales llegan a Japón

A partir del mes de agosto Japón permite en los automóviles el uso de pantallas y cámaras de televisión en sustitución de los tradicionales espejos retrovisores, siendo Ichikoh el primer fabricante que provee esta tecnología de acuerdo a la nueva normativa.

Multitud de Concept cars los mostraban en los afamados Salones del Automóvil de Frankfurt, París, Ginebra, Detroit y un largo etcétera, pero parecía que esa idea tan interesante como futurista en su momento y con un amplio abanico en lo que a estética se refiere, nunca terminaba de cuajar en el mercado más allá de la espectacular muestra.

Adiós a deslumbramientos, empañados y falta de visibilidad en ángulos muertos.

Pues bien, parece que el país del sol naciente da el primer paso y acepta esta tecnología en sus vehículos de calle a partir del mes de agosto, cuando se podrán homologar. Y conforme a ello, la maquinaria comienza a activarse y se han puesto manos a la obra, con lo que Ichikoh ya está produciendo este sistema para implementarlo en un modelo aún desconocido de nueva factura destinado al mercado local, un modelo de gama media, además de fabricar este sistema para integrarlo en multitud de vehículos.

Un ejemplo de concept car con el sistema de cámaras en la cúspide de los pilares A.

Pero el entramado no acaba aquí, porque como buenos visionarios de negocio, y aunque por el momento esto solo afecte a Japón, se prevé un posible 'boom' y tanto Bosch como Continental, entre otros, se afanan a contrareloj en el desarrollo de sus propuestas para cuando la homologación de estos sistemas sea patente.

Esta solución supone un verdadero paso adelante en cuanto a tecnología del automóvil de calle se refiere, ya que evitará deslumbramientos, empañados inesperados y falta de luz en algunas maniobras, además de permitir diseños más deportivos o elegantes y favorecer unos consumos más ajustados dado que la superficie que cubre el soporte de la cámara es mucho menor, lo que favorece al Cx de la carrocería.

Acostumbrarse llevará su tiempo, ya que también hay inconvenientes, como su fiabilidad a largo plazo o la pérdida de las referencias visuales, dado que lo que se visualiza es una pantalla al fin y al cabo.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto